22-31 de agosto de 2014: Diez días de lucha contra la minería de oro en CalcídicaEn esta entrada publicamos un texto informativo de los comités de lucha de Calcídica y Tesalónica contra la minería de oro, sobre la evolución de la lucha anti-minera en Calcídica. Asimismo, el texto y el cartel que publicamos constituyen un llamamiento a las actividades y acciones que se realizarán en Skuriés del 22 al 31 de agosto en el marco de la lucha contra la instalación de una minería de oro en el noreste de la provincia.

El texto del cartel:

Diez días de lucha en Skuriés

Acampada en la montaña (Megali Panaguiá), del viernes 22 de agosto al domingo 31 de agosto

Contra la paranoia y la manía destructiva del Estado, de las empresas y de los especuladores

La fiestecita de la arbitrariedad tiene que acabar. Si no es hoy, entonces no habrá mañana…

Comités de lucha de Calcídica y Tesalónica contra la minería de oro

El texto del llamamiento:

Deforestación de decenas de hectáreas de un antiguo bosque, una cantidad de fuerzas represivas sin precedentes dentro de los pueblos, graves lesiones por el ejercicio de violencia “legal” con disparos de gases lacrimógenos directos contra personas, construcción de galerías de drenaje en la montaña, cientos de detenciones de manifestantes sin la presencia de abogados, redadas violentas en casas, vigilancia y criminalización de llamadas telefónicas, accidentes con fugas de arsénico, toma de ADN -incluso por la fuerza- a cientos de luchadores, sin que se hayan presentado cargos contra ellos, contaminación de los recursos acuáticos con metales pesados ​, 4 retenciones preventivas, criminalización de las reuniones y las movilizaciones, 51 luchadores puestos en el punto de mira como miembros de organización criminal, construcción de nuevas carreteras para el tránsito de los vehículos de la empresa minera, 23 procesamientos (imputaciones, persecuciones), creación de un banco de ADN,  la extracción se ha puesto en marcha, ¡los cimientos de la fábrica ya se han instalado!

Estamos en un período en el que, por un lado la empresa minera acelera las obras, habiendo causado daños irreversibles al medio ambiente, mientras que por otro lado la industria de persecuciones ya ha puesto en el punto de mira a cientos de luchadores, que están en estado de cautiverio (a algunos de los cuales se les ha prohibido el acceso a la montaña) y amenaza a cada vez más personas con el fin de impedir su participación en el movimiento. En esta coyuntura, la continuación y la mejora de la lucha es fundamental, porque de lo contrario… dentro de unos pocos meses se habrá excavado en la montaña el cráter de la minería de oro, se habrá construido la fábrica que estará procesando la tierra triturada producida por las explosiones continuas con dinamita, y los residuos tóxicos del proceso serán depositados en dos grandes balsas de residuos dentro del bosque. Todo esto implica un daño irreversible al medio ambiente y a la vida de las comunidades locales.

Si no es hoy, entonces no habrá mañana…

Reconociendo el carácter imperativo de la resistencia a la destrucción que ya está teniendo lugar en la región, los comités de lucha de Calcídica y de Tesalónica contra la minería de oro organizan una lucha de 10 días en Skuriés, que tendrá lugar desde el viernes 22 al domingo 31 de agosto. Estos 10 días constituyen una de las últimas oportunidades de movilización antes de la instalación de la planta de enriquecimiento, la cual acelerará la destrucción. ¡Por esto, la realización (de esta forma de lucha) y la masiva participación en ella son decisivas!

Estos diez días de lucha incluye 10 días de camping en el bosque de Skuriés (en el monte Kákavos, en el pueblo de Megali Panaguiá) con el objetivo principal de permanecer continuamente en el lugar en el que está siendo cometido el crimen ambiental y social impuesto por el proyecto de las empresas Oro Griego – Eldorado Gold, y de la conexión con el principal enfoque espacial de la lucha. Además, esta lucha de 10 días entrevé la conexión con las luchas y los movimientos por tierra y libertad, no sólo a través de la interacción de consideraciones y experiencias que puedan surgir de un debate edificativo durante los eventos, sino a través de la convivencia en el ámbito del movimiento, en un proceso de lucha más general. Por último, el objetivo final de la realización de estos eventos de 10 días no es otro que contribuir a la continuación y el resurgimiento de la lucha, tanto mediante la reunión (coexistencia) de gente de Calcídica, de Grecia y del extranjero durante esos días, como constituyendo un precedente dentro del movimiento sobre el cual se construyan la próximas movilizaciones.

Durante estos 10 días (del 22 al 31 de agosto) se realizarán:

• Excursiones a la montaña, organizadas por las asambleas diarias. Su destino será las instalaciones de la empresa minera y los lugares donde ha tenido lugar el desastre, con el fin de informar a la gente sobre el estado de desarrollo del proyecto

• Actividades y workshops (talleres), dirigidos a abordar ciertas temáticas que pueden contribuir a la continuidad de la lucha, y a su mejora, creando un legado de los contenidos tanto de la propia lucha como de las condiciones generales que ella pueda edificar en Calcídica.

• Conciertos, proyecciones de películas y otros eventos.

Es importante que todos y todas tengamos en cuenta que el tiempo se está agotando: si no detenemos el proyecto lo más pronto posible, el futuro de nosotros y de nuestros hijos contendrá cada vez más muerte…

Desaparición de cientos de hectáreas de bosques y transformación de la montaña en desierto, enfermedades pulmonares padecidas a causa del polvo tóxico transportado a una distancia de varios kilómetros con la acumulación de residuos tóxicos, drenaje de la montaña que secará la zona, destrucción total de ecosistemas locales, eliminación de actividades productivas locales, reubicación de pueblos, contaminación tóxica de aguas superficiales y subterráneas.

Contra la paranoia y la manía destructiva del Estado, de las empresas y de los especuladores…la fiestecita de la arbitrariedad tiene que acabar…

¡La lucha por la vida, la tierra y la libertad tiene que salir vencedora!

Comités de Lucha de Calcídica y Tesalónica Contra la Minería de Oro

La lucha contra la instalación de la minería de oro no se da sólo en Calcídica

Está en curso en Rumanía, Turquía, Armenia, América Latina, en el río Ebro, en Kilkís, y en todos aquellos lugares en los que se planifican o se implementan los proyectos de extracción de oro criminales, que tienen como consecuencia la degradación de nuestra vida y del futuro de nuestros hijos, teniendo incalculables consecuencias en el equilibrio y la existencia misma de los ecosistemas locales y dañando irreversiblemente las actividades productivas locales.

No comenzó en febrero de 2013

Cuando después del incendio del lugar de las obras de la empresa Oro Griego-El Dorado Gold, el Estado y la empresa minera, ya no pudiendo silenciar a un movimiento de resistencia muy masivo, recurrieron a la creación de un ambiente de temor en la región, convirtiendo la lucha en “daños colaterales” y haciéndolo conocido a nivel internacional.

Es un hecho que la lucha se hizo masiva mediante la realización de numerosas manifestaciones en la montaña, en las cuales participaron miles de habitantes luchadores de la provincia y solidarios, y a partir de marzo de 2012 cuando la invasión violenta de la empresa en la montaña, con el ataque de 400 mercenarios suyos a 40 habitantes luchadores, y la destrucción del puesto de vigilancia de los luchadores allanó el camino para el comienzo de las obras. Sin embargo, los orígenes de la lucha se remontan cronológicamente mucho antes de estos hechos. Desde mediados de la década de los noventa y hasta la fecha en esta lucha participan personas de unos orígenes muy diferentes, quienes a lo largo de todos estos años se han resistido de varias maneras al desarrollo de las actividades mineras en la zona, bloqueando las obras y reclamando la desclasificación de Calcídica como zona minera, y la restauración de las zonas ya afectadas por las consecuencias catastróficas de la minería.

Un hito en los primeros años de la lucha contra la minería de oro fue la construcción por los luchadores en 2009 de un puesto de vigilancia en la montaña con el fin de impedir las obras de la empresa y el tránsito de sus vehículos. El puesto de vigilancia, hasta su incendiado en 2012 por mercenarios de la empresa, funcionó como un punto de encuentro de los luchadores, y como un centro de difusión de la lucha, mediante la realización de actividades (acciones) como campamentos anti-mineros en la montaña. Tales acciones no se han realizado después de la ocupación de la montaña por la empresa minera.

No está asociada sólo con la extracción de oro en Skuriés

Sino también con las minas activas del noreste de la provincia de Calcídica (Olimpiada Stratoniki), cuya explotación otras dos empresas habían pretendido poner en marcha en el pasado. Del mismo modo, la resistencia de las comunidades locales había sido combativa, lo que causó la cancelación del proyecto en las dos ocasiones que se pretendió ponerse en marcha (en 1989 y en el período de 1995 a 2001 respectivamente). Sin embargo, la retirada de la segunda empresa dejó atrás enormes desastres ecológicos, la restauración de los cuales no está obligada a realizar la empresa actual, según el contrato que ha firmado con el Estado.

Ya no resiste sólo al proyecto minero destructivo que nos amenaza desde el futuro, sino también a un crimen que se está cometiendo ahora, en el presente

Ya que, antes de que se complete el desarrollo del proyecto, el ritmo del cual se acelera cada vez más, ya se han causado graves desastres ambientales en la región: En primer lugar, casi se ha completado la deforestación de muchas hectáreas de un bosque antiguo y la construcción de nuevas carreteras para el tránsito de vehículos y de la maquinaria de la empresa. En segundo lugar, las galerías exploratorias y la red de comunicación subterránea entre las minas ya han alterado la composición del agua. Por último, la extracción parece cada vez más próxima, puesto que ya se han construido en Skuriés, cerca de la ubicación en la que se abrirá el cráter de minería a cielo abierto, los cimientos de la planta de enriquecimiento que estará procesando diariamente toneladas de mineral.

No está asociada exclusivamente con la imposición de dicha inversión en la provincia de Calcídica

Sino que es una lucha contra las intervenciones violentas en los ecosistemas, que se están pretendiendo realizar en los últimos años, como por ejemplo la instalación de molinos eólicos en las islas, y de plantas de incineración de residuos en varias regiones del territorio del Estado griego, los trenes de alta velocidad en Italia, la construcción de un aeropuerto gigantesco en Francia, así como la implementación de una serie de otros crímenes, incluyendo la destrucción generalizada de los recursos naturales públicos en aras del desarrollo y de las ganancias de las empresas locales y multinacionales.

No está desconectada de otras luchas sociales

Ya que con su duración y con las propuestas que surgen de ella constituye una amenaza significativa para la rentabilidad de las empresas y el papel del Estado como gestor (administrador) absoluto de los procesos sociales, y también puede constituir un importante legado para futuras luchas contra otros proyectos de inversión similares. Por esta razón, el objetivo de la represión sin precedentes que ha sufrido es evitar la propagación de la lucha  y/o de resistencias similares a otros delitos “desarrollistas”.

No es simplemente un campo de represión más

Ha constituido un ensayo (campo de pruebas) de prácticas represivas aparecidas por primera vez, así como de un estado de emergencia generalizado, destinados a aplicarse en el futuro a todas las luchas sociales y a todo el espectro de nuestra vida, amenazando directamente a nuestras libertades. El intento del Estado de asegurar el desarrollo de la industria minera en la región, incluye el desarrollo simultáneo de la industria de las persecuciones, la cual se ha establecido a través de la formación de miles de páginas de procedimientos, y del montaje de guiones de unas supuestas organizaciones criminales que actúan en la región impidiendo el desarrollo del país.

Desde marzo de 2012 hasta hoy, se han redactado en total 23 procedimientos, en los cuales se han puesto en el punto de mira 320 personas, 51 de las cuales (22 del procedimiento del incendio del lugar de las obras en febrero de 2013, y 29 del procedimiento de la movilización en la localidad Lakkos Karatzá en mayo de 2013) están acusadas de creación y participación en una organización delictiva, corriendo el riesgo de encarcelarse en las planificadas cárceles de máxima seguridad. De estas 51 personas cuatro son acusadas del incendio intencional del lugar de las obras han estado retenidas durante muchos meses, mientras que todos los demás acusados fueron puestos en libertad después de haber comparecido ante el juez instructor (los tres bajo fianza, y la gran mayoría de los demás bajo condiciones restrictivas). Es de destacar que a 13 de los 29 acusados ​​por el caso de Lakkos Karatzá, residentes de Calcídica y Tesalónica, se les ha prohibido acercarse a los empleados de la empresa minera a una distancia menor de diez metros, a la vez que a 18 acusados se les ha prohibido acercarse a todas las instalaciones de la empresa minera en el monte Kakavos a una distancia menor de 4 millas, con el obvio fin de mantenerlos alejados de la lucha.

PD. Nos vemos en el monte Kákavos…

Comités de lucha de Calcídica y Tesalónica contra la minería de oro

El texto en griego.

Deja un comentario

*

Archivo