El llamamiento de la Asamblea de anarquistas por el contraataque social y de clase a una manifestación el 3 de diciembre de 2015, día de huelga general.

Once meses después de la toma del Poder por la coalición gubernamental de Syriza y Anel, la ofensiva del Estado y del Capital sigue sin cesar. La coalición gubernamental, sirviendo fielmente a los patrones locales y transnacionales y estando totalmente sometida a ellos, se ha encargado de la continuación de esta ofensiva, a través de la aplicación de las leyes nuevas y viejas de los memorandos. Ya ha recortado las pensiones, ha aumentado el IVA, sigue con el impuesto inmobiliario, ha aumentado los años cotizados para jubilarse, y está vendiendo la riqueza pública: Esta lista no tiene fin.

Frente al saqueo que está teniendo lugar, la única barricada que se puede montar es el desarrollo de un movimiento masivo entre todos los de abajo, entre todos los oprimidos y los explotados, que no cuente con la mediación, sino que se encargue de defender sus intereses, resistiendo abiertamente a los planes de la Soberanía. Una vez más la Confederación General de Trabajadores Griegos se ha visto forzada a convocar una huelga de 24 horas bajo la presión de los sindicatos, mientras que ella apoya el memorándum y se ha puesto del lado del bloque burgués del “sí” (en el último referéndum), por lo que no se puede considerar que representa a la clase obrera. La huelga del 3 de diciembre es la segunda huelga después de las elecciones de enero de 2015, y tiene que ser un hito de la reagrupación de las fuerzas políticas, de clase y sociales que se oponen a los intereses del Estado y del Capital. Tiene que ser un nuevo punto de partida de la concientización de que los oprimidos tenemos que defender solos nuestros intereses, contra las lógicas de la delegación, contra las jefaturas vendidas de los sindicatos verticales que proponen la unidad nacional llamando a una tregua de clase, contra las ilusiones falsas sobre las reformas y la humanización de este sistema por los vendedores de esperanza. Teniendo como arma la solidaridad y la fe en la posibilidad del derrocamiento del sistema de explotación y opresión.

Nos organizamos y luchamos sin jerarquías, contra las instituciones, sin mediadores, contra el Estado y el capitalismo. El dilema es: Sumisión e indigencia total o lucha por la revolución social. Contraataque social y de clase. Guerra contra la guerra de la patronal.

Concentración el día de la huelga, 3 de diciembre, a las 11:00h, delante del Museo Arqueológico de Atenas.

Asamblea de anarquistas por el contraataque social y de clase

El texto en griego, portugués.

Deja un comentario

*

Archivo