Editorial de Atenas Indymedia, publicado con motivo del aniversario del asesinato del 15añero Alexis Grigorópulos el 6 de diciembre de 2008, y de la revuelta que lo sucedió.

“Lo único que vale es la lucha, ahora, hoy, mañana, con el estómago lleno o no. Lo único que importa es lo que tú te aprovechas de ella. Un paso adelante. Te haces mejor persona. Se aprende de la experiencia. Esta es la conclusión que se debe sacar. Se aprende de la experiencia. Esta es la conclusión que se debe sacar. Todo el resto apesta. La lucha continúa. Cada nueva acción, cada escaramuza, acarrea nuevas experiencias desconocidas, y esto es una evolución de la lucha. Sólo de esta manera evoluciona.

La huelga de hambre todavía no va a acabar. Y la lucha no se detiene. Si tú sabes que con cada victoria contra los cerdos este cierto aspecto de la muerte se hace más específico, y tú ya no participas, es decir, que te aseguras a ti mismo, les ofreces a los cerdos una victoria, o sea, que nos abandonas (entonces tú eres el cerdo: esta actitud separa y te pone aparte) con el fin de sobrevivir tú mismo. Luego te callas, nada por la Práctica…

…O cerdo o humano. O vivirás a cualquier precio o lucha hasta la muerte. O problema o solución. No hay nada en medio. Luchar contra los cerdos como un ser humano, por la liberación de la gente. Rebelde en la lucha – por encima de todo el amor por la Vida – desafiando a la muerte. Esto es lo que vale: servir al pueblo”.

Holger Meins

El texto en portugués.

Deja un comentario

*

Archivo