Los trabajadores en “Acería Griega” llevan ya 205 días de huelga. La patronal de la acería está en estado de pánico. Está tratando de aterrorizar a los huelguistas, valiéndose de un puñado de rompehuelgas y por supuesto del apoyo del Estado, de su arsenal jurídico, de sus medios de propaganda, desinformación y terrorismo, así como de sus fuerzas represivas. Esta semana ha demandado por segunda vez unas medidas provisionales contra los trabajadores, pretendiendo criminalizar la lucha huelguista persistente de la gran mayoría de los trabajadores de la acería.

La semana pasada una chusma de unos cuantos directores y managers, acompañada por un puñado de 20 rompehuelgas (algunos de ellos eran unos rompehuelgas mercenarios que ni siquiera trabajaban en la acería), trató de romper la huelga, reuniéndose fuera de las puertas cerradas de la fábrica. Frente a ellos se enfrentaron casi todos los huelguistas y varios solidarios con su lucha. Este conglomerado de rompehuelgas tuvo la osadía de pedir a los trabajadores que les abrieran las puertas y que detuvieran la huelga. Ellos dejaron pasar tan sólo a una delegación de la Dirección de la fábrica, para negociar con el Comité de Lucha.

En la reunión que siguió, los huelguistas repitieron su demanda de recontratación de todos los despedidos, y se negaron a negociar o debatir la imposición de la jornada laboral de 5 horas diarias con un recorte del 40% de sus salarios, presentando los datos de los presupuestos que demuestran que el año pasado la empresa tuvo beneficios.

Mientras tanto, los periodistas de los mass media habían montado un espectáculo terrorista provocador, recurriendo a unas de sus tácticas corrientes: la inversión de los datos y la distorsión de la realidad. Presentaron a los huelguistas como una minoría y a los directores, managers y rompehuelgas profesionales como…trabajadores, más bien como “los trabajadores”. Hablaron de unos cuantos huelguistas que impedían a los trabajadores ejercer su derecho al trabajo, sin hacer ni la mínima referencia a los 7 meses que dura la huelga, a los motivos de su convocación, a sus demandas, a las resoluciones y comunicados de las asambleas celebradas cada semana y al hecho de que la gran mayoría de los trabajadores está a favor de la continuación de la huelga.

El plan de la patronal se ejecutó tal y como se había planeado. Pronto los esbirros del patrón de la acería Mánesis se pusieron a provocar a los trabajadores. Al rato les atacaron, tratando de entrar en el recinto de la fábrica, pero los trabajadores les rechazaron. Fue entonces cuando los medios de desinformación tomaron el relevo y empezaron a hablar de trabajadores lesionados por los huelguistas, mostrando durante unos minutos el traslado con una ambulancia de uno de los bravucones al hospital, donde los médicos que lo atendieron se preguntaron por qué había sido transportado al hospital una persona que estaba en excelente estado de salud. Sin embargo las cámaras de los canales televisivos no llegaron hasta el hospital… Es que estaban ocupadas fuera de las puertas de la acería, dedicándose a su tarea sucia de desinformar.

Hay que señalar que un poco más tarde, después del fracaso de esta operación, uno de estos rompehuelgas hizo un llamado al grupúsculo neonazi Jrisí Avgí (Aurora Dorada) a ayudar a la tarea de romper la huelga. Por la tarde del mismo día, cuando ya todo estaba perdido para la patronal y sus lacayos contratados, algunos de ellos se fueron a la Fiscalía de Atenas y pusieron una demanda contra nueve de los trabajadores, cinco de los cuales son miembros de la Junta Directiva de su sindicato, exigiendo su detención por flagrancia.

Al día siguiente, la patronal de la fábrica trató de montar el mismo espectáculo. Sin embargo, esta vez los trabajadores y los solidarios enfrentados a sus esbirros eran muchos más y más estaban aún decididos a responder a las provocaciones de la patronal de una manera adecuada.

El jueves pasado se celebró una asamblea dentro del recinto de la fábrica ocupada. En ella participó la mayoría de los trabajadores en la acería y se decidió la continuación de la huelga, de la ocupación y de la lucha hasta la victoria. 179 trabajadores votaron a favor y 53 votaron en contra de la continuación de la huelga, que ya cumple 7 meses seguidos. También se tomó la decisión de participar unidos en las elecciones sindicales, celebradas hoy martes 22 de mayo.

Este deplorable conglomerado de patrones, directores, managers, rompehuelgas, bravucones, periodista y maderos está desaparecido desde hace una semana. No obstante, no tardará en hacer su aparición. Ellos están unidos. Igual de unidos tienen que ser los trabajadores de “Acería Griega” y todos los oprimidos, en solidaridad con su lucha. Es una lucha que nos concierne a todos.

Difundir la(s) noticia(s) sobre la lucha de los obreros en “Acería Griega” contra la propaganda y la desinformación de los media.

¡La solidaridad es el arma de los pueblos, guerra contra la guerra de los patrones!

Para depósitos, en solidaridad con los huelguistas de la “Acería Griega”:

CCC, Banco Nacional de Grecia : 200/62330152
IBAN: GR4001102000000020062330152
BIC o Swift Code : ETHNGRAA (Bank Identifier Code).

Deja un comentario

*

Archivo