Atenas, 16 de abril de 2016: Marcha al centro de detención de inmigrantes de ElinikóEn esta entrada publicamos el texto (sin los lemas al final del texto) del llamamiento a una marcha al centro de detención de inmigrantes de Elinikó (barrio de Atenas).

A mediados de marzo de 2016, en los centros de detención de Elinikó, Atenas, R.D., una inmigrante de Irán, estaba sangrando. Pidió ayuda médica a los guardias, haciéndoles saber su situación, Ellos ponen en duda tanto su estado de embarazada como el estado grave de la hemorragia. Cuando al final fue trasladada al hospital, el médico que la atendió se dio cuenta de que había perdido el niño y que tenía que haberse trasladado antes al hospital. Además de su libertad, con una decisión que tomaron los maderos, R.D. se privó del derecho a estar embarazada, del derecho a la auto-gestión de su cuerpo.

El orificio negro de los centros de detención de Elinikó tiene un historial de incidentes semejantes muy largo. En julio de 2011 en estos centros de detención falleció “bajo circunstancias indeterminadas” el 27añero Baber Jan, a pesar de que era conocido de que estaba enfermo y necesitaba atención médica. Incidentes semejantes han ocurrido y siguen ocurriendo en todos los centros de detención. Todo eso es la culminación de la vida insoportable de los y las inmigrantes en los centros de detención, viéndose obligados a vivir en celdas sucias, a comer una comida horrorosa, sin calefacción y agua caliente, sin contacto con el mundo exterior y apoyo psicológico.

Las inmigrantes que resisten a estas condiciones se enfrentan a la represión brutal y la venganza del aparato estatal. Sanaa Talemp, la inmigrante que se resistió a su deportación violenta y procedió a una huelga de hambre junto con otras detenidas en el mismo centro de detención, protestando por las condiciones de detención en Elinikó, será juzgada el 31 de mayo, acusada de desobediencia y de causar daño a propiedad ajena. A su detención se le dio una prórroga y va a estar doce meses detenida, sin que haya indicios que será dejada en libertad.

Los centros de detención, estos lugares en los que son torturados, maltratados y asesinados inmigrantes, no sólo no se han cerrado, sino que van aumentando. Ya los hot spots en las islas del Egeo de han convertido en centros de detención de acceso restringido. El futuro que tiene reservado el Estado griego a los y las que no tengan papeles pasa por estos orificios negros. ¡Este futuro no será para nosotros!

Marcha al centro de detención de Elinikó, Atenas: sábado 16 de abril de 2016.

Solidarios/as con los inmigrantes reclusos

El texto en griego, portugués.

Deja un comentario

*

Archivo