Llamamiento de la Asamblea de anarquistas por la emancipación social y de clase a una concentración contra el tercer memorándum, el miércoles 22 de julio, en la plaza mayor de Atenas.

Contra cada acuerdo de sumisión e indigencia

“El ascenso del partido Syriza (Coalición de la Izquierda Radical) al Poder tras las elecciones de enero de 2015, se basó en gran medida en la manipulación y asimilación de una serie de luchas que lo precedieron, en el aprovechamiento de la represión que estas luchas han recibido y en el cultivo del derrotismo y la pasividad dentro de los estratos sociales luchadores, así que el descontento y la rabia se encauzaran en la opción inofensiva de las urnas. Simultáneamente con el intento de conseguir el mayor consenso posible – que en gran medida consiguió con el comercio de esperanza y las promesas de mejora de las condiciones de vida, siempre, por supuesto, en términos de delegación- consiguió el apoyo de una parte del Capital local, dándole las garantías adecuadas. Por consiguiente, el objetivo principal del nuevo gobierno era restaurar la imagen y el prestigio de las instituciones y del sistema de Poder socialmente obsoleto, así como eliminar las resistencias sociales y de clase, a través del tríptico de la unidad nacional, la colaboración de clases y la paz social, esforzándose por mantener el máximo consenso en sus planificaciones”.

Tan sólo seis meses después de las declaraciones de la coalición gubernamental de los partidos Coalición de la Izquierda Radical (Syriza) y Griegos Independientes (Anel) sobre el fin de los memorandos, se procede a la firma de un tercer memorándum, lo que agravaría las condiciones de explotación y opresión, y contribuiría a la continuación del empobrecimiento y la indigencia de la sociedad.

El descontento de una gran parte de la sociedad contra las políticas de austeridad debe ser radicalizado, con el fin de organizar el contraataque social y de clase contra el Estado y el capitalismo en la Unión Europea, contra la Unión Europea, el Banco Central Europea, el Fondo Monetario Internacional, contra el Capital local e internacional.

Ninguna ilusión falsa sobre el embellecimiento del Sistema. Contra los mediadores que se encargan de apaciguar la rabia social.

Los oprimidos y los explotados, los estratos plebeyos de la sociedad no pueden tener ninguna esperanza dejando su vida en manos de todo tipo de “expertos” o de autodenominados salvadores. Los mismos trabajadores, los desempleados, los jóvenes, los locales y los inmigrantes, como saben mejor sus necesidades reales, deben tomar su vida en sus manos, organizarse y luchar de una manera anti-jerárquica y fuera del marco de las instituciones, en cualquier lugar de trabajo y espacio social. Porque el único camino para la abolición de la explotación y la opresión son las luchas sociales y de clase auto-organizadas y sin mediadores, por la ruptura total y el derrocamiento del Estado y del capitalismo.

Luchas sociales y de clase por la revolución social, la anarquía y el comunismo.

Concentración, plaza de Síntagma (Constitución), miércoles 22 de julio, a las 19:00h.

Asamblea de anarquistas por la emancipación social y de clase

El texto en griego, portugués.

Deja un comentario

*

Archivo