Las okupas de los barrios occidentales de Atenas Paputsadiko, Sinialo y Thersitis, y el espacio auto-organizado Agrós, llaman a una manifestación y marcha para el 28 de julio de 2014, con motivo de la muerte reciente de una mujer tetrapléjica que vivía conectada a aparatos que la mantenían con vida, y murió cuando la Compañía de Electricidad le cortó el suministro eléctrico por impago de una deuda de 800 euros. El siguiente texto ha sido basado en el texto del cartel y del comunicado de los colectivos que llaman a la marcha.

Atenas 23 de julio de 2014: Marcha de resistencia y dignidad para no acostumbrarnos a la muerteEl miércoles 23 de julio de 2014 en la ciudad de Canea, Creta, la Compañía de Electricidad sin previo aviso cortó el suministro eléctrico a Eftijía Popodaki, una mujer tetrapléjica de 56 años, condenándola a una  muerte tortuosa por una deuda de 800 euros. Una vez más sobrarán las excusas por parte del Estado, con el fin de que sea encauzado el descontento social a canales anodinos para el Sistema. Lo que pasó, sin embargo, constituye un asesinato directo de esta mujer por un “servicio social de interés general “, a causa de una deuda insignificante al Estado, al mismo tiempo que las deudas de los grandes industriales y contratistas, así como de varias organizaciones gubernamentales, a la Compañía de Electricidad llegan a decenas de millones de euros. En estos últimos casos “no pasa nada”, el Estado es benevolente con estos parásitos de la sociedad.

Ya sea con asesinatos crueles y ejemplares como el de Eftijía Popodaki, con suicidios forzados a los que son conducidas miles de personas, que de este modo tratan de evitar llegar a la indigencia absoluta, o condenando a muerte a personas enfermas sin acceso a medicamentos y a asistencia médica, la lista de las “víctimas de la crisis” va aumentando. En esta lista están incluidas miles de personas que han muerto en los barrios de clase baja, en unos barrios devastados por la pobreza y la miseria. La historia, sin embargo, ha demostrado que, independientemente de los pretextos y las excusas de los soberanos, el futuro que nos reserva el Poder es la esclavitud, la indignidad, la indigencia, y en última instancia para muchos de nosotros la muerte.

Por mucho que la demagogia dominante trate de convencer a las clases sociales sumisas que este mundo puede ser mejor, la realidad la desmiente con insistencia. Por un lado, las instituciones “sensibles”, que se supone que defienden los derechos humanos, así como la Izquierda sumisa al Régimen, tratan de limitar (encauzar) el descontento social a unas instituciones correccionales, alegando (sosteniendo) que de la situación actual no tiene la culpa la democracia burguesa sino su aplicación mala.

Por otro lado, el Estado está asesinando diariamente a sus súbditos en el nombre de la “superación de la crisis”, asesina a los inmigrantes en las fronteras marítimas y en los campos de concentración modernos con el pretexto de la defensa de la “nación”, echa a la calle a miles de personas que mueren sin recibir ningún tipo de ayuda y sin derecho a ningún tipo de atención o asistencia médica, entierra vivos en las cárceles de máxima seguridad a todos y todas los/las que resisten, y siembra la pesadilla del fascismo entre los pobres y los oprimidos. Decenas de miles de personas son exterminadas (aniquiladas) porque sobran de los balances financieros que tienen como objetivo el rescate del Sistema, al mismo tiempo que los parásitos de las élites económicas y políticas viven en la opulencia. Los patrones, el Estado y sus fuerzas represivas nos remiten el mensaje diariamente: “Vuestra muerte es nuestra vida”.

Las cosas son más claras que nunca. Este mundo no puede ser simplemente mejor. Hay que ser revocado desde sus cimientos. Al individualismo respondemos con solidaridad. A las jerarquías respondemos con auto-organización. A la apatía (pasividad) y al fatalismo respondemos con resistencia y lucha.

Ellos quieren que nos acostumbremos a la muerte. Nosotros queremos que nuestra vida pase por encima de ellos.

Resistencia, solidaridad, dignidad

Marcha, lunes 28 de julio, a las 19:00h, estación de metro Santa Marina

Fuente: https://athens.indymedia.org/.

El texto en portugués.

Un comentario para “Atenas 28 de julio de 2014: Marcha de resistencia y dignidad para no acostumbrarnos a la muerte”

Deja un comentario

*

Archivo