Hace algo más de un año los inmigrantes recluidos en el campo de concentración (reclusión) o centro de detención de Amygdaleza realizaron una revuelta contra la prórroga que se le dio a la reclusión de los inmigrantes en tales centros de reclusión. Quemaron los contenedores en los que estaban recluidos, demostrando que son totalmente “inadecuados” como residencias de seres humanos estos contenedores a los cuales el lenguaje del Poder empleado por los ministros del gobierno neoliberal y los medios de desinformación llama moradas o residencias. No obstante, estos parásitos jamás vivirían en tales “moradas”.

Las llamas de los contenedores incendiados echaron un poco de luz al tema de las condiciones de vida miserables en ellos. El hecho de que todos los mass media silencian estas condiciones de vida crea un terreno favorable para la existencia y la expansión del estado de la reclusión. Y todo eso en una sociedad en la que la indiferencia es incitada por el Poder como una alternativa de la barbarie que estamos sufriendo.

Como hemos comentado anteriormente el motivo de la rebelión de los inmigrantes fue la aprobación de una ley según la cual se da otra vez una prórroga a la detención de los inmigrantes en estos calabozos: de los 12 a los 18 meses. Los de arriba esperaban que los inmigrantes y la sociedad griega aceptaran sin reacción alguna esta prórroga y en general la existencia de estos campos de reclusión, en los cuales ni siquiera se les han comunicado a los inmigrantes sus derechos en su lengua materna. Al parecer se equivocaron. Por eso ahora tratan de reprimir la oposición a lo que no pudieron imponer sin reacciones.

El 3 de noviembre de 2014 comienza el juicio de los inmigrantes recluidos en el campo de reclusión de Amygdaleza, quienes en agosto de 2013 se rebelaron contra la barbarie del sistema socioeconómico. Se trata de un juicio más contra los de abajo, los oprimidos. Se trata de un episodio más de una guerra social que está en curso, por mucho que intenten esconderlo o silenciarlo los títeres y los esbirros de la Soberanía.

Nuestra solidaridad con aquellos segmentos de la sociedad de los oprimidos están luchando tiene que darse por hecha. Esta solidaridad tiene que materializarse en la práctica de una manera masiva, coordinada y organizada. Nos solidarizamos con los inmigrantes rebelados y con todas las rebeliones que nos faltan por vivir hasta que se destruyan todos los campos de reclusión y todas las cárceles, y hasta que sean enterrados en sus escombros todos sus inspiradores, creadores y partidarios.

La manifestación en solidaridad con los inmigrantes rebelados del centro de detención para inmigrantes de Amygdaleza se realizará el viernes 31 de octubre de 2014 en la plaza de la Victoria, en el centro de Atenas, a las 18:00h. El lunes 3 de noviembre de 2014 se realizará una concentración fuera del tribunal de Atenas en el que se juzgará el caso de la rebelión.

Actualización, 1 de noviembre: Fotos de la manifestación, aquí.

Deja un comentario

*

Archivo