Llamamiento de la Red Solidaria por Grecia a una concentración en Barcelona, en solidaridad con la huelga de hambre de Nikos Romanós.

Asfixia por un soplo de libertad

Nikos Romanós es un preso del Estado griego desde el 1 de febrero del 2013 por doble expropiación bancaria en Velventó Kozani junto con sus compañeros I. Mijailidis, D. Politis y A. D. Bourzoukos.

Tras su detención se producen una serie de contradicciones, mentiras y afirmaciones ridículas por parte de la Policía. Los detenidos son torturados gravemente durante horas en las comisarías policiales. Al día siguiente, la Policía publica fotos de los detenidos modificadas con photoshop escondiendo los signos de torturas. En el juicio para la doble expropiación donde en su caso no se aplicó la ley antiterrorista, sus condenas han sido injustificadamente duras. Desde el primer momento, Romanós se declara anarquista y afirma que lucha por un mundo sin autoridad, explotación, ni dueños. Las conductas políticas y militantes de Romanós forman un continuo con el levantamiento social de diciembre del 2008, puesto que Romanós fue compañero de clase y amigo íntimo de Alexis Grigorópulos y estuvo presente en su asesinato el 6 de diciembre de 2008 por mano de un policía. Los medios de comunicación convencionales le presentaban como un joven desviado de la legalidad, guiado solamente por el trauma psicológico que le provocó el asesinato, mientras el mismo declara que se trata de una decisión política y consciente.

La primavera pasada Romanós se presentó a las pruebas de selectividad desde dentro de la cárcel y entró en una facultad universitaria de Atenas. En septiembre del 2014, el nuevo ministro de Justicia, Haralambos Athanasiou visitó la cárcel de Avlona para premiar todos los presos que han aprobado la selectividad. Romanos rechaza tanto la visita como el premio de 500 euros. Según la ley, desde septiembre del 2014, Romanós tiene derecho a permiso de salida para asistir a las clases. Aunque el Estado reconoció su derecho a presentarse a la selectividad, e incluso lo premió, le niega el permiso a asistir físicamente a las clases.

Así, el compañero Romanós entra en huelga de hambre el 10 de noviembre. Según sus propias palabras para conseguir los permisos de salida educativos, usa su cuerpo como barricada y aclara: “Por eso, la decisión que tomo quiero que sea lo más clara posible, no estoy defendiendo su legitimidad, al contrario, les hago un chantaje político para conseguir unos alientos de libertad de la condición demoledora del encierro”. El día 24 de noviembre Romanós ingresó en el hospital.

Aunque después de más de 20 días en huelga de hambre su médico declara que Romanos se encuentra en un estado crítico, el estado se muestra indiferente y renuncia a sus peticiones. Por si fuera poco, el día 28 de noviembre, el fiscal emitió una orden de alimentación forzosa – según la Unión Médica Mundial es una forma de tortura y un acto inmoral – que sus médicos se niegan a realizar.

En esta huelga de hambre dos mundos se enfrentan: Por una parte están todos los que defienden, aceptan o permiten los expolios cotidianos a nuestras vidas (medidas de austeridad, recortes, despidos, explotación laboral, asesinatos, torturas y encarcelamientos de proletarios “sin papeles, etc.) y nos dan lecciones de moral: hay que respetar la ley, la violencia es legítima sólo cuando se ejerce por ellos, Romanos debe someterse o morir…

Por otra parte, estamos nosotros y nosotras, la gente que ha tomado partido sobre este crimen institucionalizado y le ha declarado la guerra. Es una guerra en la que siempre estaremos al lado del oprimido y oprimida. Apoyamos el inmigrante contra la frontera, el trabajador contra la patronal, nos posicionamos al lado del preso que lucha por su libertad contra la cárcel. Al lado de Nikos Romanós, al lado de cualquier N. Romanós. Tanto a nivel del Estado Griego como Internacional, día tras día aumentan las manifestaciones de solidaridad a la lucha del huelguista de hambre. Si no queremos más víctimas, si no queremos ser víctimas, no hay otro camino que salir a la calle y organizarse colectivamente para demoler el poder de los verdugos.

Solidaridad con el preso en huelga de hambre N. Romanós

Solidaridad con el preso en huelga de hambre I. Mijailidis

Solidaridad con los presos D. Politis y A. D. Bourzoukos, que entraron en huelga de hambre en solidaridad con N. Romanós

Viernes 5 de diciembre, 19:30h. Concentración en solidaridad con Nikos Romanós, Plaza de la Revolución (Gracia), Barcelona

Fuente: http://redantifaporgrecia.wordpress.com/.

El texto en portugués.

Deja un comentario

*

Archivo