Hoy, lunes 17 de febrero de 2014 se acaba el plazo que ha dado la Dirección de la Organización Nacional de Prestación de Servicios Sanitarios (EOPYY) para el cierre de sus ambulatorios, la entrega de sus edificios y de todo el material y equipo de ellos a las Direcciones Regionales de Salud, y la conclusión del desmantelamiento de la Sanidad.

Hoy se publicará y entrará oficialmente en vigor la ley que ha aprobado hace unos días el gobierno bipartidista neoliberal sobre la Atención Médica Primaria, reduciendo drásticamente las prestaciones médicas gratuitas y de hecho disolviendo el sistema sanitario público, eliminando la Organización Nacional de Prestación de Servicios Sanitarios, y convirtiéndola en una empresa que gestionará los fondos procedentes de las cotizaciones a la seguridad social de los trabajadores.

Los ambulatorios se cerrarán durante un mes y luego se abrirán de acuerdo con el nuevo régimen: La Organización Nacional de Prestación de Servicios Sanitarios será un mediador entre el asegurado y sus proveedores de material y servicios, el sistema de atención médica primaria estará privatizado y disuelto, las prestaciones médicas gratuitas serán mínimas, los policonsultorios, ambulatorios se habrán convertido en centros de salud urbanos, y serán menos que nunca, al igual que los médicos.

La Federación de Personal Científico Sanitario del EOPYY en un comunicado que emitió, instó a los médicos y a los asegurados a que se reunieran fuera de los ambulatorios, con el fin de “apoyar la legalidad y evitar su cierre”. Hoy por la mañana pocos han sido los médicos y los solidarios que se reunieron fuera de los ambulatorios del EOPPY. La mayoría de los reunidos han sido médicos y trabajadores en los ambulatorios, unos miembros de la fracción sindical del llamado “Partido Comunista”, miembros y diputados del partido socialdemócrata SYRIZA, así como izquierdistas extraparlamentarios.

En los pocos casos en los que los médicos han procedido a la ocupación de los ambulatorios y a unas movilizaciones más combativas que las pseudo-reuniones partidistas, han declarado que no van a entregar sus edificios a las Direcciones Regionales Sanitarias. Las movilizaciones de hoy provocaron la cólera mediática del ministro de Sanidad, quien en uno de sus frecuentes estallidos de chulería barata en sus queridos medios de propaganda masivos aconsejó “no soñar con revoluciones, ya que vivimos en un régimen de democracia parlamentaria burguesa”…

El denominador común de los argumentos de todos los reunidos ha sido “la ilegalidad del cierre”, ya que faltan horas por publicarse en el Diario (Boletín) Oficial de la República Griega…En los casos en los que se ha hecho mención a la Sanidad como bien público y no como una mercancía, estas menciones han sido muy abstractas. En muchos casos no se hizo hincapié en la privatización de todos los sectores de la atención sanitaria y en sus consecuencias para los asegurados.

Más sobre la disolución  del sistema de Atención Médica Primaria, aquí.

Más información sobre las “movilizaciones” de los médicos, aquí y aquí, y unas reflexiones sobre ellas aquí.

Deja un comentario

*

Archivo