Clima de terror sin precedentes en el noroeste de CalcídicaDespués del ataque incendiario a las instalaciones de la empresa minera Oro Griego (Elinikós Jrisós) en el monte Kákavos, en el noreste de Calcídica, y ante el riesgo de que el Capital trasnacional pierda sus beneficios, el Régimen de la Democracia burguesa ya no guarda las apariencias. En el noroeste de la provincia el Estado policial ha impuesto un estado de emergencia. El terrorismo que están viviendo estos días los habitantes de la zona, quienes llevan años luchando contra la destrucción de su tierra a causa de la instalación de una minería de oro, no tiene precedentes en la historia contemporánea de la provincia.

Policías encapuchados armados hasta los dientes y todoterrenos de la Policía patrullan día y noche por los pueblos de la zona. Se hacen controles policiales constantes fuera de casi cada pueblo. Policías secretos y uniformados vigilan a todos los habitantes, aterrorizando, reteniendo “preventivamente” o deteniendo al que quieran. Los guardias pretorianos del Régimen intimidan y amenazan a los habitantes con detenerlos bajo la acusación de la desobediencia civil, si no consienten dar muestras de material genético a las autoridades.

La gente tiene miedo a salir a la calle por si es secuestrada por los terroristas del Estado. La palabra «secuestran» no es una exageración verbal. El 20 de febrero de 2013 dos habitantes del pueblo de Ierissós fueron retenidos por la Policía, sin motivo alguno, y fueron conducidos a la comisaría de Políguiros. Durante toda la noche la Policía no dio la mínima información sobre ellos, ni a sus familiares, ni a sus abogados, ni a un diputado local que preguntaron por ellos. A nadie se le permitió ponerse en contacto con ellos. Fueron interrogados sin la presencia de sus abogados, fueron maltratados y forzados a dar material genético.

Por la noche las mujeres de Ierissós realizaron una concentración fuera de la comisaría (vídeo), protestando por el terrorismo impuesto a la sociedad y la violación de sus derechos, pidiendo a la vez  información sobre la suerte de los dos detenidos “desaparecidos”. Muchas horas después, las movilizaciones de los habitantes y la publicación de la noticia en páginas web contrainformativas, forzaron a la Policía a dejarlos en libertad.

El 21 de febrero de 2013 otras dos personas fueron detenidas por la Policía. Hasta el momento en el que fueron escritas estas líneas se ha prohibido cualquier contacto con ellos. Como hemos comentado anteriormente, lo de los derechos humanos es un detalle insignificante para la Democracia.

Lo que está pasando estos días en Calcídica es la intensificación de la represión que han estado sufriendo durante más de un año los habitantes de la provincia, quienes están luchando contra la minería de oro, la destrucción del medioambiente y la contaminación de las aguas de la provincia, que se producirán con su funcionamiento. Tanto el terrorismo y el totalitarismo, como el saqueo de la naturaleza, son imágenes de un futuro sombrío que nos reservan los soberanos, si no nos rebelamos contra ellos y si no anulamos sus planes destructivos.

Fuentes: http://antigoldgreece.wordpress.com (1, 2, 3).

4 comentarios para “Clima de terror sin precedentes en el noreste de Calcídica”

Deja un comentario

*

Archivo