Hace unos días la Asociación de empleados en el sector privado de Corfú denunció el despido de una trabajadora por quedarse embarazada. La trabajadora que fue despedida llevaba tres años trabajando en una empresa de artículos turísticos en la isla de Corfú. La Asociación denuncia que la patronal de la empresa recurrió al terrorismo y a la difusión de varias mentiras contra la trabajadora para forzarla a dimitir. A causa de esta ofensiva la trabajadora sufrió varios trastornos psicosomáticos durante su embarazo.

En el comunicado que emitió la Asociación se cita que intentó ponerse en contacto con la patronal, pero sin resultado alguno, porque la patronal desapareció después de la publicación del incidente. También, llama a los trabajadores a inscribirse en la Asociación, en sindicatos de clase y en la fracción sindical del…Partido “Comunista”, sin concretar cómo se va a luchar contra la ofensiva que ha desatado el Capital contra la clase trabajadora. No hace mucha falta que lo concrete. Lo mostró con sus obras: Se limitó a unas llamadas telefónicas para localizar a los dueños de la empresa. Esta es la “lucha” (desde arriba) a la que llama a los trabajadores.

El despido de la trabajadora embarazada no es un incidente aislado en Corfú y las islas Jónicas. Hace poco tiempo una trabajadora en un hotel en la vecina isla de Zante murió de agotamiento físico. Un trabajador en un hotel de Corfú fue salvajemente golpeado por la patronal del hotel, tan sólo por haber pedido el dinero que se le debía. Los trabajadores en una cadena de supermercados llevan meses sin cobrar. La patronal de la cadena de tiendas de productos electrónicos Public depidió a varios trabajadores por alcanzar tan sólo el…98% del plan de ganancias de la empresa.

Deja un comentario

*

Archivo