El Consejo Nacional de Radio y Televisión prohibió a los canales de televisión emitir imágenes de personas que están en estado de pobreza o indigencia. El martes 22 de enero los siete miembros del Consejo se reunieron y tomaron esta decisión con respecto a las personas pobres o indigentes, así como a los retenidos o detenidos que son conducidos ante las autoridades policiales, judiciales o fiscales.

Esta decisión no fue tomada por sensibilidad a los pobres o por respeto de los datos personales de estas personas. El Consejo Nacional de Radio y Televisión se ha callado las varias veces que la Policía ha publicado fotos de detenidos en manifestaciones y ha hecho la vista gorda en los muchísimos casos de evidente desinformación o violación de los derechos humanos o de las normativas que él mismo ha establecido, por parte de los mass media. Con una serie de medidas restrictivas y prohibiciones de carácter totalitario como esta, el Régimen pretende disfrazar la imagen de la sociedad que llega a los súbditos- telespectadores y hacerse con el control absoluto de la información.

El Consejo Nacional de Radio y Televisión es una institución que fue fundada en 1989 por el gobierno de aquel entonces y ha sido preservada por todos los gobiernos hasta hoy. No es una institución independiente como lo quiere presentar el gobierno. Sus miembros son elegidos, designados y nombrados por el Consejo de los presidentes del Parlamento y están íntimamente asociados con el gobierno de turno, los aparatos del Estado y los intereses del Capital en el sector de los mass media. Su actual presidente era vicepresidente del Tribunal Supremo. Su vicepresidenta ha sido durante 15 años la persona que redactaba (o por lo menos la que firmaba) el editorial de uno de los periódicos más fieles al Régimen. Ha trabajado varios años en la Compañía Estatal de Televisión, así como en la emisora de radio que con más vigor ha defendido los memorandos, las leyes anti-laborales y la política neoliberal.

Este Consejo funciona como un  Gran Hermano, vigilando, supervisando, controlando y censurando el contenido de los programas radiotelevisivos, imponiendo multas a los canales, emisoras, o a los periodistas o personas que participan en un programa radiofónico o televisivo que no cumpla con sus Códigos de Conducta, sus dictámenes, sus decisiones o “sugerencias”. Aquí hay que señalar que en su comunicado sobre la no emisión de imágenes de pobreza, el Consejo de Nacional Radio y Televisión utiliza intencionadamente la palabra “sugerencia”. Desde luego, la manipulación de las palabras no puede llegar a ocultar la verdad. Se trata de una prohibición, ya que el Consejo tiene el derecho de imponer multas y sanciones a los que no respeten esta “sugerencia”.

Asimismo, el Consejo es la autoridad que tiene a su cargo el control de la distribución y la asignación de frecuencias de radio y televisión, y la renovación de su licencia de transmisión. Así pues el Régimen, a través de esta institución, ha asignado frecuencias a decenas de emisoras de radio y canales televisivos, cuyos propietarios son capitalistas griegos que están interconectados con industriales, armadores, contratistas, editores o dueños de periódicos, periodistas, políticos y otros miembros de las élites económicas y políticas, y en general con todos los pilares del Sistema podrido.

Al mismo tiempo que las fuerzas represivas confiscaron el equipamiento de la radio libre 98fm, y el Consejo Nacional de Radio y Televisión hizo la vista gorda al hecho de que desde 2005 en la misma frecuencia transmite sin licencia Free Fm, gozando de la inmunidad (para)estatal. Ningún espacio o centro social, ninguna asamblea o iniciativa barrial o popular, han conseguido tener licencia de transmisión radiofónica o televisiva, al mismo tiempo que todas las frecuencias están ocupadas, con el permiso y la bendición de este Consejo, por una infinidad de medios de desinformación, propaganda, lavado de cerebro y programas basura, a través de los cuales se difunde la cultura e ideología imperantes.

4 comentarios para “El Consejo Nacional de Radio y Televisión prohibió emitir imágenes de personas en estado de pobreza o indigencia”

Deja un comentario

*

Archivo