Texto publicado en la página web http://www.toperiodiko.gr.

La Inspección del Trabajo ha realizado 103 inspecciones en varias tiendas de la cadena de cafeterías Mikel en todo el país, ha detectado 53 infracciones laborales (tres sobre trabajo en negro, 35 sobre puestos de trabajo cuyo sueldo no correspondía a la seguridad social del trabajador, y otras 15 sobre varias cláusulas de la legislación laboral), y ha impuesto las sanciones relativas.

Los casos de arbitrariedad por parte de la patronal de dicha cadena de cafeterías son numerosos y son sacados a la luz de la publicidad muy a menudo. Las multas y el clamor contra la cadena (que dura unos cuantos días) no han desanimado nada a la patronal de esta empresa, a la cual, obviamente, no le importa el coste de las multas, dado que sus beneficios son mucho mayores que las multas. Parece que ninguno de los consumidores que son clientes de esta cadena está interesado en su pasado oscuro, ya sea por no conocer el tema (casi nunca ha salido en los grandes canales televisivos algún reportaje sobre este tema, y suponemos que este hecho no es fortuito), o por optar por hacer la vista gorda, suponiendo que no les concierne directamente.

Sin embargo, deberían interesarse en el tema, ya que podría ser hermano, amigo, hijo o compañero suyo el 22añero repartidor que falleció el 9 de marzo de 2017 tras tener un accidente y estar hospitalizado por siete días. Según los sindicatos, el accidente fue debido a la intensificación excesiva del trabajo y a la presión insoportable que reciben los trabajadores en esta cadena.

Varios casos de arbitrariedad de la patronal de dicha cadena se han hecho públicos en el pasado. Por ejemplo, a principios de 2015 Mikel despidió a una trabajadora en la tienda del barrio de Álimos, por oponerse a la política anti-obrera de la empresa y por reivindicar lo obvio, o sea que se respetaran las condiciones del contrato que había formado ella y sus compañeros de trabajo.

Antes de este caso, había habido otras denuncias de trabajadores en algunas tiendas de la cadena, en concreto en Lárisa y en Drama. Las denuncias concernían a casos de trabajadores que no habían cobrado ni el dinero de su sueldo, ni el suplemento por las horas extraordinarias trabajadas (trabajo nocturno, trabajo en domingo y en días festivos), ni los subsidios de vacaciones, y a casos de trabajadores que trabajaban sin seguridad social.

Antes de las decenas de denuncias, en 2014 el periódico Rizospastis escribió que la patronal obligaba a los trabajadores a firmar un contrato que, entre otras cosas, les prohibía que trabajaran al mismo tiempo en otra empresa del mismo sector. Es probable que esta prohibición sea válida también para el año que sucede al fin del contrato. La multa de cada una de las “infracciones” descritas en el contrato llega a los 10.000 euros.

En aquel entonces la respuesta cínica de Mikel fue la siguiente: “Esta cláusula es válida desde la firma del contrato. Las condiciones de ella conciernen al uso del know-how durante un año. En casos de trabajadores que trabajaron en empresas competitivas no recurrimos a la vía judicial contra ellos. La empresa funciona con el sistema de la franquicia, y sus colaboradores invierten en un know-how que no puede ser usado por cualquier persona”. Por consiguiente, de esto se deduce que la noticia era verdadera.

Todo eso, sin embargo, es un “detalle”, porque según la revista Forbes Mikel es el mayor competidor de Starbucks fuera de Grecia. En Dubai ya la empresa tiene siete tiendas, está planificado el funcionamiento de otras trece en este país, y hay planes de abrir tiendas en otros países del Golfo.

Es lógico que esta sea una empresa-prototipo en el marco del concepto de la competitividad, del desarrollo de las empresas griegas que funcionan con éxito en el extranjero y crean nuevos puestos de trabajo. Esto es lo que nos andan diciendo constantemente. Sin embargo, tras el “éxito” se encuentra el agotamiento, la explotación, la humillación, el terrorismo de la patronal, hasta la sangre de los trabajadores.

El texto en griego.

Deja un comentario

*

Archivo