El miércoles 18 de diciembre una “sorpresa” desagradable esperaba a los 380 esclavos asalariados de la central telefónica de la compañía de servicios telefónicos hellas online que llegaron a la sede de la compañía para trabajar. Un alto ejecutivo, lacayo de la patronal de la empresa, después de soltar un discursillo en el cual explicó que la empresa de sus patrones es la más sana en su sector y que tiene más ganancias que sus competidores, anunció a los trabajadores de la central telefónica que serían traspasados a otra empresa con convenios individuales de tres meses de duración y con unos sueldos de basura.

En concreto, el miércoles 18 de diciembre, a las 2:30h de la madrugada, la empresa vació del todo las instalaciones de la central telefónica y las trasladó a la sede de la empresa 360 Connect, la cual fue montada hace unas semanas obviamente con el fin de que se le traspasaran los trabajadores que iban a… “dimitir por voluntad propia” después de esta metodización de la patronal. Señalamos también que en el mismo correo electrónico que dicho alto ejecutivo envió a los trabajadores se cita que la empresa 360 Connect es nueva y que hellas online es su único cliente…

Del nuevo contrato que son llamados a firmar, los trabajadores se informaron al regresar a casa y al leer el correo electrónico que les había enviado la patronal de la empresa este mismo día… Señalamos aquí que el mayor accionista de la compañía hellas online, en la que trabajan en total 740 trabajadores, es la empresa Intracom, y que Vodafone poseen el 18,5% de sus acciones.

Los trabajadores que optarán por ser contratados por la empresa Connect 360 por tres meses tendrán que firmar que dimiten por voluntad propia. A cambio de su “dimisión voluntaria” la empresa les pagará una indemnización que corresponde a los dos tercios de la que les pagaría si eran sespedidos. Sin embargo, estas “dimisiones” no van a contar como despidos y serán del todo legales… Así pues los izquierdistas, los “indignados” y en general todos los partidarios de la legalidad, de la ley y del orden y de semejantes invenciones no podrán quejarse de la ilegalidad del proceso, ya que en su mundo lo único que cuenta es si algo es legal o ilegal…

La duración de la nueva etapa de esclavitud asalariada de los 380 trabajadores en la nueva empresa será de tan sólo tres meses. Después, muchos de ellos, o sea los que no serán necesarios para los planes de la empresa, serán despedidos. Esto no es una especulación o una hipótesis nuestra, sino que forma parte de la política de la empresa, la cual se puso de manifiesto y se les anunció a los trabajadores hace un año. Hace unas semanas hellas online despidió a trabajadores que tenían actividad sindical, con el fin de que se facilitaran los despidos masivos que tenía planeados su patronal.

El salario de los trabajadores que serán contratados por la nueva empresa (con la cual la patronal de su único cliente, o sea de hellas online, sostiene –a través de sus lacayos- que no tiene ninguna relación…) será un 20% más bajo que el que cobraban hasta hoy. Van a cobrar unos 560 euros brutos, o sea unos 450 euros netos. Según los convenios individuales que se van a firmar, si el sueldo de los trabajadores supera el sueldo mínimo previsto por el convenio colectivo, todos los suplementos serán calculados sobre el sueldo mínimo. También, cualquier curso o seminario de formación de los trabajadores se realizará fuera de la jornada laboral, y ellos estarán obligados a asistir a él sin cobrar.

Las condiciones laborales serán aún más miserables que su salario recortado. Quedan eliminados la jornada laboral fija y todos los derechos laborales fundamentales. No se les pagará ningún subsidio a los esclavos asalariados (pe. por maternidad, por matrimonio, e.tc.). No van a tener derecho ni siquiera a hacer un descanso dentro de su jornada laboral. En el caso de que lo hagan, van a trabajar los minutos de su duración después del fin de la jornada. Los trabajadores que no acepten hasta el viernes 20 de diciembre todo lo anteriormente mencionado, van a ser despedidos.

El caso de hellas online es ilustrativo de cuál será el papel que les tiene reservado el capitalismo neoliberal a todos los esclavos asalariados en esta nueva etapa y coyuntura en la que hemos entrado, incluso a los que tienen ilusiones falsas acerca de su carácter. Es interesante el relevante comentario que a modo de postdata acompaña a la noticia que publicó uno de los trabajadores en hellas online en un medio contrainformativo griego: “Mis recuerdos a los rufianes, chivatos, rompehuelgas y subjefes, que hasta hace poco en cada movilización combativa de los trabajadores se congestionaban haciendo cola para votar en contra de ella. Si me he alegrado de algo es de lo que les ha pasado a ellos. ¿Ya os habéis enterado? Todos juntos vamos para abajo”.

Deja un comentario

*

Archivo