El viernes 8 de mayo de 2015, durante unas obras de mantenimiento en las refinerías de Asprópyrgos (afueras de Atenas) y en concreto en el grupo de empresas Petróleo griego (Elpe), cuyos mayores accionistas son el criminal Latsis y el Estado griego, se realizó un encendido por chispa que fue sucedido por una explosión. Seis trabajadores resultaron heridos, de los cuales cuatro perdieron su vida. Los asesinatos de los cuatro obreros en la compañía petrolífera Petróleo Griego ha sido silenciada por la propaganda de los medios de desinformación masivos, los cuales como portavoces de los intereses del Estado y del Capital, al principio hablaron de “heridos leves por la explosión” y cuando se fueron anunciando las muertes durante los últimos días o las silenciaron del todo o las presentaron brevemente en sus telediarios entre las últimas noticias.

Estos asesinatos vienen a sumarse a las decenas de trabajadores asesinados en las empresas de Latsis en las cuales las condiciones laborales son parecidas a las del trabajo forzoso. Vienen a sumarse a los cientos de trabajadores asesinados en las empresas de los armadores, de los grandes empresarios, de los industriales como Latsis, Vardinogiannis, Marinakis, Fessas, Kontominás, Alafuzos e.tc., en las cuales las condiciones laborales son iguales a las de las empresas de Latsis. Se trata de una lista en la cual las muertes son simplemente unas cifras, constituyen una parte de una ecuación (función) en la cual las cifras de las ganancias del Capital local y transnacional aumentan en progresión geométrica.

La actividad, sin embargo, de esta organización delictiva no se va a limitar a estos asesinatos. El beneficio está íntimamente asociado con la explotación, y esta a su vez está íntimamente ligada con la sangre. Así que el desarrollo propugnado por toda esta chusma consiste en unas condiciones laborales humillantes en los calabozos de la esclavitud asalariada, sin medidas de seguridad y cobrando las migajas del salario mínimo, en el saqueo de la naturaleza y la destrucción de los recursos naturales, y finalmente en los innumerables asesinatos de toda forma de vida. Y todo esto porque la “Grecia fuerte” significa más ganancias para el Capital local para salvaguardar la seguridad y por supuesto las ganancias del Capital transnacional, y exige sacrificios humanos.

En Atenas y Tesalónica se han realizado y se realizarán movilizaciones por los asesinatos de los cuatro obreros el 3, 4 y 13 de junio de 2015.

Fuente: https://athens.indymedia.org/.

El texto en portugués.

Deja un comentario

*

Archivo