El sábado 11 de julio un grupo de compañeros procedimos a la expropiación de un supermercado titulado “Afrodita” en un barrio del este de Tesalónica. Los productos expropiados eran alimentos de primera necesidad (aceite, pasta, legumbres, etc.) y fueron repartidos a la gente en un mercadillo de frutas y verduras cercano. La reacción de la gente fue positiva; se llevó los productos expropiados y se mostró conforme con la acción.

A superar el miedo, a tomar la vida en nuestras manos.

En los últimos años estamos viviendo una cotidianidad en la cual domina cada vez más la pobreza y la explotación extrema. A través de nuestra incapacidad para satisfacer nuestras necesidades se hace clara una conclusión diacrónica: Que nuestra vida no está determinada por nosotros, sino por otros, sobre la base de las condiciones del mercado y de la producción de ganancias para los patrones, locales y extranjeros. En los últimos años vemos que el Sistema ha desatado un ataque por todos lados para proteger sus intereses. La Policía se ha convertido en el ejército de ocupación de las ciudades. El miedo y el terror constituyen la propaganda principal de los medios de desinformación masivos. Bajo un régimen de amenaza permanente, los llaman a comprometernos y a ser apáticos, ya sea a través de decisiones tomadas con antelación o por métodos más insidiosos que nos dan la ilusión falsa de que nosotros somos los que elegimos, como el referéndum.

Más allá de los dilemas que nos plantea el Poder, tenemos que superar la inercia y el miedo. Tenemos que dejar de delegar la solución de nuestros problemas a los que los han creado. Los oprimidos tenemos que tomar la vida en nuestras manos. Ante el dilema: Memorándum de los prestamistas o memorándum del gobierno, respondemos con la auto-organización y la ruptura, tanto con los patrones extranjeros como con los patrones locales y sus ejércitos. A la legalidad de los explotadores que nos mantiene esclavos respondemos con la acción directa de los oprimidos y con la auto-organización colectiva de la vida y de la lucha.

• Negativa a obedecer a los dictados de los patrones

• Negativa de pago (de billetes, cuentas, deudas bancarias, impuestos)

• Creación de estructuras de cobertura de nuestras necesidades colectivamente (okupas, comidas colectivas)

• Solidaridad entre los oprimidos y creación de comunidades

• A recuperar a la patronal todo lo que hemos producido con sangre y sudor

• Expropiación de la riqueza acumulada

• Creación de comunidades armadas para organizar la autodefensa y el ataque a nuestros opresores

El texto en griego.

Deja un comentario

*

Archivo