Testimonio de una abogada que visitó en la Dirección General de la Policía de Atenas a algunos de los detenidos en la manifestación del 2 de diciembre, en solidaridad con la huelga de hambre del preso Nikos Romanós.

Hay momentos que me da vergüenza ser abogada. Uno de estos momentos fue ayer , cuando fui a la Dirección General de la Policía de Atenas a visitar a algunos de los detenidos de la manifestación de ayer, y vi los corredores del sexto piso llenos de sangre y de personas con piernas, brazos, cabezas y costillas rotos…

Testigos inequívocos de una barbarie estatal, a la cual no tenias ni el tiempo ni el coraje de enfrentarte, en el marco asfixiante de las prioridades y los procedimientos jurídicos, aparte de hacer una denuncia. Habia oído hablar de tales imagenes de la época de la Dictadura. Pero ahora tenemos Democracia, ?verdad? ? O acaso no?

(El comentario) esta dedicado a los amantes (partidarios) de la Democracia, de las instituciones y de la legalidad, puesto que son temas de la actualidad. No tendrán que preguntarse (estos partidarios de la Democracia), sin embargo, sobre lo que está por venir, como una consecuencia natural, pero no necesaria.

El texto en griego, portugués.

Deja un comentario

*

Archivo