Kavala: Fascistas armados disparan al aire y apuntan a antifascistasEl miércoles 25 de mayo de 2016 en la ciudad de Kavala una manifestación antifascista, en respuesta a las recientes provocaciones de los fascistas de la ciudad. En una de ellas, durante una acción antifascista dos neonazis armados dispararon al aire y luego uno de a ellos apuntó con su pistola a los antifascistas. Un poco antes habían dado una paliza a una chica antifascista. En esta entrada publicamos uno de los carteles y el texto del llamamiento.

Kavala, sábado 21 de mayo: Los sujetos nazis de la ciudad aparecen en el festival de diez días de la Escuela Técnica de Kavala, donde muestran claramente sus intenciones, y destruyen el coche de una chica, quien es una de los dos compañeros antifascistas puestos en el punto de mira de loa fascistas, que en aquel momento estaban en el lugar en el que se celebraba el festival. Desaparecieron enseguida, ya que tuvieron la mala suerte de que hubiera muchos testigos de esta bravuconería, o sea gente que en aquel momento pasaba por cerca del aparcamiento.

Kavala, domingo 22 de mayo: Mientras los dos antifascistas puestos en el punto de mira de los fascistas estaban asistiendo al festival, en el puerto de la ciudad varios antifascistas vieron a cuatro de los invertebrados de la ciudad, los cuales tomaron la lección que les corresponde, junto con sus vehículos. Como puros bravucones, incapaces de asumir la responsabilidad de sus acciones, uno de ellos, mientras estaba huyendo disparó descaradamente al aire, y a continuación apuntó a los y las antifascistas, los cuales se detuvieron de golpe. Desde luego, el delirio fascista enfermizo no se limitó a este incidente, ya que estos sujetos cobardes pegaron y lesionaron gravemente a una antifascista, quien no dudó en enfrentarse a ellos. Los fascistas le pusieron el arma en la cabeza y le daban patadas mientras estaba desmayada y tumbada en el suelo. Cuando algunos antifascistas se dirigieron al sitio del incidente para ayudarla, los dos de los cuatro fascistas (Triantáfyllos Alexandridis y Andreas Rigulis) huyeron, traicionados por los otros dos, gritando “De aquí en adelante con armas”, blandiendo el arma que llevaba uno de ellos.

Por supuesto, este incidente fue el resultado de la colaboración armoniosa y la semejanza entre la Policía y las escorias fascistas, así como del hecho de que los mederos están plenamente informados de que los fascistas andan diariamente armados con cuchillos, armas y todo lo que excita su pene anorgásmico e inactivo. Debido a todo lo que conecta a los maderos con los misántropos y los chivatos, una hora más tarde la ciudad estaba en estado de alerta, con los maderos dispersos en todas partes, desde la Escuela Técnica hasta el puerto, sometiendo al control a todo lo que consideraban sospechoso (y probablemente antifascista). Los maderos permitieron, por supuesto, a sus brazos ultraderechistas andar por las calles de la ciudad, provocando y buscando a antifascistas, jugando claramente el papel paraestatal de los maderos.

Los y las antifascistas salvaguardaron la okupa, se repusieron fuerzas y realizaron una marcha combativa, dirigiéndose al centro, buscando con rabia a las escorias fascistas, las cuales habían sido informadas por los maderos-chivatos de la presencia de la marcha antifascista en el centro de la ciudad, convirtiendo la persecución de los fascistas en juego del escondite. La marcha se dirigió a la comisaría, abucheando por todos los medios posibles a los maderos asustados. Estos últimos intentaron desesperadamente huir de sus responsabilidades de incitar y respaldar a las bandas fascistas en la ciudad.

La marcha regresó a la okupa, la cual fue salvaguardada por el bloque antifascista. Media hora más tarde las escorias Triantáfyllos Alexandridis y Andreas Rigulis se desplazaron en torno a la okupa con el coche del segundo. Este vehículo está registrado en el nombre de su padre como coche para discapacitados (su padre está en silla de ruedas), y el neonazi lo usa constantemente y sin escrúpulos para sus redadas fascistas.

Mencionamos que el día que el diputado neonazi Kasidiaris había organizado una charla de odio en el hotel Galaxy, el padre del neonazi estaba al lado de los maderos, quienes estaban alineados frente al hotel, impidiendo a los antifascistas acercarse al hotel, en el cual se habían alojado los representantes del partido neonazi, los asesinos de Pavlos Fyssas. Ese día pues, y mientras todos los fascistas de la ciudad, auto-denominados patriotas puros, estaban ahí, ahora están tratando de convencernos que no tienen la mínima relación con los partidos políticos, en concreto con Aurora Dorada. En vídeos de este evento fascista,publicados en Internet, Triantáfyllos Alexandridis, Andreas Rigulis y Kostas Tonios (uno de los fundadores del recién fundado partido ultraderechista Lepen y uno de los trece sujetos que demandaron a los antifascistas) se ven todos estos sujetos escuchando el discurso del jefe de los asesinos, tratando de quedar ocultos tras otras personas, para no aparecer en el vídeo).

Desplazándose, pues, los fascistas en torno a la okupa guardada, fueron vistos por los antifascistas, quienes los llamaron a acercarse. Cuando ellos lo hicieron, la escoria cobarde Triantáfyllos Alexandridis salió del coche y provocó a los miembros de la salvaguardia, llamándolos a acercarse al coche. Cuando ellos lo hicieron, entró rápido en el coche y los dos salieron pitando, cosa en la que tienen experiencia y capacidad de hacer.

El texto en griego, portugués.

Deja un comentario

*

Archivo