Estagira era una antigua ciudad, situada en el territorio de la actual provincia de Calcídica. En esta ciudad nació el filósofo Aristóteles. Hoy está excavado tan sólo el 15% de la superficie que ocupaba la ciudad helenística. Las excavaciones se paralizaron hace unos veinte años, por estar las ruinas arqueológicas a poquísima distancia de la conocida ya mina de oro de Skuriés y dentro del recinto de la mina de Olimpiada.

La decisión de la paralización de las obras en el lugar arqueológico fue tomada por Venizelos, ministro de Cultura en aquel entonces y luego líder del partido populista-neoliberal Pasok, Pajtas, viceministro de Economía y posteriormente alcalde del municipio local (que lleva el nombre de…Aristóteles) y Mendoni, Secretaria General del Ministerio de Cultura en aquella época.

La triste historia del escándalo de Estagira comienza en 1990 cuando la empresa minera canadiense TVX consiguió permiso para instalar una mina de oro cerca de Olimpiada y dentro del área donde se encuentran las ruinas de la ciudad helenística de Estagira. Al mismo tiempo se le pidió al departamento (eforado) arqueológico local realizar una investigación y excavación arqueológicas en la misma área. No obstante, bajo la presión del gobierno la excavación duró menos de tres meses…

La excavación sacó a la luz las ruinas de una antigua ciudad, datadas entre el siglo IV a.C. hasta los primeros siglos d.C. Kostas Sismanidis, el arqueólogo encargado de la excavación, había señalado que el área arqueológica había sufrido grandes destrucciones ya desde los años ´50, cuando la familia del capitalista griego Bodosakis se había hecho cargo de la explotación de las vecinas minas de oro.

La destrucción del área arqueológica continuó en los años ´90, cuando la explotación de las minas pasó a manos de la empresa canadiense TVX y de su filial local TVX Hellas. En 2002 el presidente de TVX Hellas fue demandado por el departamento arqueológico local, y condenado por un tribunal por haber destruido una buena parte de las ruinas de la antigua ciudad. En 2004 se votó una ley propuesta por el ministro de Economía Pajtas. Con esta ley se les concedió amnistía tanto al presidente de TVX Hellas como a todos los miembros de la Junta Directiva de la empresa.

En 2000 el Departamento Arqueológico del norte de Grecia hizo una presentación de las obras arqueológicas realizadas en las regiones de Macedonia y Tracia en aquel año. La foto del cartel del evento principal de la presentación era la de las ruinas descubiertas en Estagira. No obstante, el Consejo Arqueológico Central (cuya presidenta en ese entonces era Mendoni) no evaluó como importantes las ruinas sacadas a la luz. En junio de 2000 el ministro de Cultura Págalos dio permiso para la instalación de una mina y la construcción de una balsa de residuos y de una planta de procesamiento dentro del recinto arqueológico. ¡La Decisión Ministerial de Págalos concedió la responsabilidad de “la protección y conservación de las antigüedades” a la empresa minera!

Durante esta década el arqueólogo y encargado de la excavación, Kostas Sismanidis, no dejó de pedir permiso para continuar la investigación arqueológica en la zona. Por si fuera poco, Venizelos, el ministro de Cultura que sucedió a Págalos, cortó la financiación de las obras tanto en la zona de la ciudad clásica como en la de la ciudad helenística.

En 2012, la empresa minera Elinikós Jrisós (filial de la multinacional El Dorado Gold), puso en marcha el funcionamiento de una planta de procesamiento de oro, cerrada desde 1995. Según la decisión ministerial conjunta que permitió el funcionamiento de la planta en este sitio, la fábrica dejará de funcionar en 2019 para trasladarse a otro lugar. No obstante, la empresa minera ha insinuado que no respetará este plazo. La intención del Capital local y transnacional es continuar con las obras de extracción de oro en esta zona. Por eso, el Estado griego no ha declarado sitio arqueológico el área de las excavaciones.

Además de la destrucción despiadada del ecosistema de Calcídica, la minería de oro tiene unas consecuencias desastrosas para las zonas arqueológicas e históricas de la provincia. El ejemplo de Estagira es muy ilustrativo. El Capital local y transnacional, respaldado por el Estado griego y promocionado por los medios de desinformación griegos y extranjeros, quiere continuar con esta crueldad contra el medio ambiente, la historia y la vida humana en la zona. A sus planes desastrosos se está oponiendo fuertemente la mayoría de la sociedad local y los solidarios con su causa. La lucha antiminera en Calcídica es un asunto que nos concierne a todos los que nos luchamos horizontalmente y sin mediadores contra la barbarie capitalista. Pedimos la difusión de la noticia, así como de todas las que conciernen a la lucha antiminera en Calcídica.

Fuentes y más fotos:1, 2.

Deja un comentario

*

Archivo