Información sobre la noticia de los despidos masivos realizados reciéntemente en dos medios desinformativos, sobre la identidad de su patronal, y unos comentarios sobre un texto publicado por unos trabajadores en los mismos medios con motivo de los despidos.

Hace unos días el grupo mediático Prime Media, al que pertenecen las páginas web desinformativas newsbeast.gr y news.gr, despidió a doce trabajadores, prácticamente algo más de la mitad de su plantilla. Los despedidos cobraban sueldos que oscilaban entre los 600 y los 700 euros.

Este grupo mediático pertenece al capitalista Kopeluzos, cuyas empresas están íntimamente interrelacionadas con el Estado griego. Hace un mes el Estado griego, a través del denominado Fondo para el Uso Eficaz (Adecuado) de la Propiedad Pública (una corporación estatal montada hace unos años con el fin de traspasar toda la propiedad pública al Capital privado), concedió la explotación de catorce aeropuertos a un consorcio compuesto por dos empresas. Una de ellas es la que tiene a su cargo la administración de diez aeropuertos alemanes, entre ellos el de Frankfurt. La otra pertenece a Kopeluzos. Notamos que la empresa de Kopeluzos no tiene la mínima relación con el sector de los aeropuertos y de su administración.

Para conseguir la explotación de estos catorce aeropuertos, el consorcio abonó al Estado 1,2 mil millones de euros, mientras que cada año tendrá que pagar un arrendamiento de 22,9 millones de euros. Desde luego, ya que se trata de un negocio lucrativo las ganancias del consorcio serán mucho mayores.

Al mismo tiempo el dueño del grupo mediático desinformativo es administrador no ejecutivo de la Sociedad Estatal Loterías, Quinielas y Apuestas del Estado. También, su grupo de empresas está involucrado en la producción y comercialización de energía, y en la gestión de residuos, en obras energéticas, proveedor de gas natural importado. También es el mayor accionista del centro de congresos y conferencias del aeropuerto de Atenas.

La patronal de este grupo mediático, el cual pertenece a uno de los capitalistas más poderosos en Grecia, despidió a la mitad de los trabajadores en estos dos sitios web, con el obvio fin de contratar a esclavos asalariados aún más baratos. No obstante, al parecer el dinero de las ganancias de todas estas empresas no le llega para pagar el sueldo basura que cobran los trabajadores de algunas de sus empresas…

La patronal de las dos páginas web desinformativas procedió a estos despidos masivos con el consentimiento de las dos asociaciones de periodistas que hay en Grecia, las cuales no reaccionaron en absoluto. Se trata de dos sindicatos burocráticos amarillos, vendidos a la patronal de los mass media. En concreto, no han aceptado que los trabajadores en las páginas web se inscribieran en ellos. Durante muchos años han consentido que los propietarios de los grandes medios de desinformación se convirtieran en unos verdaderos déspotas, fieles al Régimen. Son estos contratistas los que tienen en sus manos el control de todos los mass media. Hay que señalar que las actividades de todos estos capitalistas no se limitan a la desinformación. Se extienden en varios sectores, y por consiguiente constituyen una casta económica que tiene en sus manos una buena parte del Poder.

Algunos de los trabajadores en uno de los dos sitios web anteriormente mencionados, publicó un texto, en el cual se preguntan cuál sería la reacción del sindicato amarillo, que por un lado llama a los trabajadores a apoyar sus “movilizaciones”, y por otro lado se niega a inscribirlos como miembros suyos. Aquí queremos señalar que la gran mayoría de los trabajadores en estos sitios web desinformativos (y los periodistas en general) son los que apoyan y sirven a los intereses del Capital y del Estado, desinformando, reproduciendo el discurso y la ideología dominante, silenciando o difamando cualquier voz que se oponga a los intereses de sus amos, contribuyendo a la represión de los movimientos que resisten a la imposición del totalitarismo. Son responsables de estos crímenes, y por consiguiente participan en la guerra social y de clase, habiéndose puesto del lado de sus patrones.

Después de citar que los despedidos no son cifras, sino seres humanos que tienen familias, se preguntan: “¿Por qué los despidos no se realizaron por lo menos después de las fiestas navideñas, así que los despedidos y sus familias no tuvieran esta carga emocional?” Nosotros comentaríamos que esta pregunta está de sobra. La respuesta está dada en la constatación hecha por los mismos redactores justo antes de la pregunta: La patronal concibe y trata a los trabajadores como unas cifras, no como unos seres humanos. Por eso no tiene la menor duda en echarlos a la calle, sin pensar en detalles como las…fiestas navideñas. Si los despidos hubieran sido realizados mucho antes o después de las fiestas navideñas, ¿los trabajadores en el sitio web desinformativo que redactaron el texto estarían (más) satisfechos?

En el mismo texto los redactores del texto elogian la puntualidad con la que la patronal pagaba a los trabajadores: “Reconocemos que trabajamos en un grupo de empresas que (dadas las circunstancias sociales actuales) paga con puntualidad a sus empleados, y que los despedidos recibirán la indemnización legal. Desde luego, la recibirán los que tienen derecho a recibirla, ya que la mayoría de ellos ofrecían sus servicios a la patronal como profesionales libres”. Este último comentario no es un mero detalle, sino que constituye un defecto fundamental de estos trabajadores en su relación laboral con la patronal de esta empresa y con cada empresa.

A continuación comentan que “como trabajamos en un grupo de empresas que cumple con todas sus obligaciones rigurosamente, nos sorprendimos de la forma instintiva en la que se les comunicaron los despidos a los trabajadores, sin avisarles con antelación, así que ellos tuvieran tiempo de buscar otro trabajo”. Este es otra cuestión de…suma importancia, que tiene preocupados a los redactores del texto: Si los despidos hubieran sido realizados con aviso previo, ahora no habría el menor problema…La empresa justificaría su constatación que “cumple rigurosamente con todas sus obligaciones”, o sea de echar unas migajas a los trabajadores, al mismo tiempo que gana miles de millones de euros de sus negocios.

En el texto se menciona que la empresa había comunicado a los trabajadores que estaba muy satisfecha con su trabajo, y por lo tanto los redactores del texto citan que uno esperaría que ellos no tuvieran que tener miedo a nada. No pueden explicar la afirmación de la patronal que los despidos no se realizaran a causa del rendimiento bajo de los trabajadores: “¿Cómo podemos explicar el hecho de que los despidos de todos nuestros colegas no está asociado a su bajo rendimiento? ¿Cuál será la motivación de los demás, para trabajar lo mejor que puedan, ya que el alto rendimiento no les garantiza un puesto de trabajo?

Los trabajadores que se preguntan de tales cosas acaban de descubrir que los capitalistas no tienen ética, y que lo único que les importa a todos los patrones, estatales o privados, derechistas o izquierdistas, es explotar a los esclavos asalariados todo lo que puedan, lucrar con el trabajo de ellos, y asegurar su estatus social, no él de los trabajadores.

Al parecer, dichos trabajadores no han aprendido mucha cosa de los despidos masivos de sus colegas, ya que concluyen preguntándose cuándo van a asegurar los trabajadores sus puestos de trabajo, y cuándo van a sentirse seguros. Pues, ya que están buscando una respuesta, les vamos a echar una mano, por sí les sirve de algo: Cuando dejen de existir trabajadores que elogien o adulen a la patronal. Cuando dejen de existir trabajadores que le den las gracias a la patronal por echarles unas migajas cada mes. Cuando dejen de existir trabajadores que dicen que la patronal no debe despedir a los que trabajadores que tienen alto rendimiento. Cuando dejen de existir trabajadores sin conciencia de clase. Y cuando dejen de existir patrones y esclavos asalariados, explotadores y explotados.

Un comentario para “La patronal de dos medios desinformativos despide a la mitad de sus trabajadores”

Deja un comentario

*

Archivo