En un evento organizado por la colectividad “SOS Calcídica”, Nikos Mosjudis, profesor de Ingeniería Química en la Universidad de Tesalónica, y Sarantis Dimitriadis, profesor de Geología en la misma Universidad, explicaron porque la extracción de oro en Calcídica es peligrosa para los ecosistemas de la provincia, y a la vez explicitaron cuales son las violaciones realizadas por la empresa minera Elinikós Jrisós (Oro Griego), filial de la multinacional El Dorado Gold, la cual está realizando las obras. Ambos sostuvieron sus argumentos y sus conclusiones en datos científicos, así como en las conclusiones sacadas por los inspectores medioambientales. Durante el evento comentaron varias veces que los reporte con estas conclusiones están en manos del fiscal designado para el caso de la minería de oro en Calcídica.

El profesor de Geología de la Universidad de Tesalónica Sarantis Dimitriadis hizo referencia a una decisión ministerial reciente que anulaba temporalmente las obras. La decisión de la anulación temporal de las obras se basó en el método de soldadura rápida utilizada por la empresa minera. Como señaló, este método no ha sido utilizado en ningún país en el mundo, excepto con fines experimentales. Al mismo tiempo, desde hace tres años la empresa no ha realizado ninguna prueba de campo (sobre el terreno) de carácter semi-industrial para demostrar que este método puede aplicarse al caso de la mina de Skuriés, Calcídica.

Ambos científicos sostuvieron que las obras de extracción de oro en Calcídica contaminan las aguas superficiales y subterráneas de la zona con sustancias tóxicas, y el medio ambiente con residuos y desechos sumamente peligrosos. También, ambos denunciaron que Oro Griego oculta que los materiales que utiliza en la extracción son de alto nivel de riesgo para la vida humana y el equilibrio medioambiental. Concluyeron diciendo que todo esto está mencionado también en los reportes de los inspectores medioambientales, los cuales llevaban muchas semanas “descansando” encerrados en los cajones del Ministerio de Medio Ambiente.

Con respecto a las violaciones cometidas por la empresa minera, las conclusiones de las inspecciones medioambientales tienen registradas en Calcídica 21 violaciones desde 2012 hasta 2014. Doce de ellas fueron cometidas en Madém Lakkos y nueve en Olimpiada. Las violaciones tienen que ver con el transporte ilícito de materiales tóxicos (1,2), la ocultación de datos asociados con el alto riesgo de productos y desechos tóxicos, la gestión incontrolada de vertidos líquidos tóxicos, así como con la realización de actividades mineras ilegales.

Los inspectores medioambientales detectaron grandes cantidades de desechos líquidos tóxicos en varios depósitos de agua, entre ellos en el depósito de Kokkinólakas. Los niveles de los metales pesados detectados y calculados en dicho depósito superan por mucho los límites máximos permitidos.

En cuanto a Olimpiada, las conclusiones de los inspectores hacen referencia al incumplimiento de los requisitos que rigen las obras de rehabilitación del paisaje de la zona. Según Sarantis Dimitriadis, la empresa minera ha explotado el 80% de los yacimientos de oro sin haber realizado la mínima rehabilitación del paisaje de la zona. Esto tiene como resultado el vertido de grandes cantidades de aguas ácidas contaminadas en los acuíferos.

Ambos científicos hicieron amplias referencias a una serie de “omisiones” de la empresa minera Oro Griego. En concreto, el modo de la construcción del depósito de gestión (vertedero) de los residuos tóxicos del procesado del oro es inadecuado. Como consecuencia, hay peligro de contaminación de los acuíferos y del mar Egeo. También, en el arroyo de Kokkinólakas se vierten todos los desechos del procesado del oro, entre ellos el cianuro. Los dos señalaron que los daños medioambientales ya ocasionados y los que se ocasionarán, si continúa la extracción de oro, son irreparables y sus consecuencias casi irreversibles.

Por nuestra parte queremos aclarar que para nosotros lo importante es la anulación de los planes desastrosos del Capital transnacional en Calcídica, mediante la lucha combativa, auto-organizada y anti-institucional de los habitantes de la provincia que se oponen a estos planes, y de los solidarios con su causa. No tenemos ilusiones falsa sobre la eficacia de los medios y procesos institucionales y jurídicos, porque simplemente el papel del Estado es claramente clasista. Las ilegalidades del Capital pueden seguir siendo ilegalidades, o con la modificación adecuada de la legislación mañana pueden dejar de ser ilegalidades. Entonces la empresa minera podrá contaminar y destruir el medio ambiente con el sello de la legalidad. Y no será la primera vez que sucede algo semejante.

La razón, sin embargo, por la que hemos publicado esta noticia es porque el caso de las conclusiones de los inspectores medioambientales poner de manifiesto la hipocresía del sistema de interdependencia entre el Estado y el Capital. Para servir a los intereses del Capital, el Estado y sus aparatos no tienen el menor escrúpulo en violar (o modificar) sus propias leyes cuando ellas no son totalmente compatibles con los intereses de los económicamente poderosos. El caso de Calcídica y de las consecutivas violaciones de la legislación por parte de la empresa minera Oro Griego (escaparate de la multinacional El Dorado Gold) es ilustrativo de esta constatación.

Fuente: http://antigoldgr.org/.

El texto en portugués.

Deja un comentario

*

Archivo