Llamamiento de la Asociación Sindical de Trabajadores en Librerías, Papelerías y Editoriales de Tesalónica, a una concentración de protesta contra los despidos de cinco trabajadores en la cadena de librerías Ianós, y por supuesto, contra el continuado terrorismo laboral de su patronal.

Una vez más vemos la misma película. Una vez más el circo ambulante de los “salvadores” partidistas de todo tipo está de gira por los canales televisivos y los barrios, ofreciendo tratamientos para cualquier enfermedad y remedios para todos los males. Teniendo cada uno de los “actores” un papel diferente, contribuirán todos al objetivo común: La hipnosis de la sociedad y su limitación al rol del espectador.

Según parece, la cadena de librerías Ianós, que se quiere autodenominar “cadena de cultura”, plantea como requisito de “producción cultural”, la sumisión absoluta de los trabajadores, y la eliminación de su dignidad. Algunas cosas que se puede mencionar sobre esta librería son las siguientes:

-La disolución de las relaciones laborales, con contratos individuales, con el empleo flexible y con la violación de los horarios de trabajo.

– Los escáneres de vigilancia electrónica que llevan puestos como colgantes los trabajadores en la librería, que nos recuerda que en última instancia los trabajadores nunca se han quitado las cadenas.

– Las multas puestas a empleados de la librería (que en algunos casos son casi iguales al salario de un mes).

– Los traslados a puestos indeseados de aquellos empleados a los que la Dirección de la librería considera desobedientes.

– La contratación de mano de obra gratuita o muy barata, a través de los programas de formación de desempleados.

– Los chantajes sucesivos a los empleados para que firmen textos en los que son condenados compañeros de trabajo suyos que han reivindicado sus derechos, así como textos a favor de la abolición del día del Espíritu Santo como día festivo, y textos de aceptación de los escáneres de vigilancia electrónica que se ven obligados a llevar puestos.

-La represión de la huelga del sindicato por las denominadas fuerzas antidisturbios de la Policía, el domingo 28 de diciembre de 2004, y la detención de siete trabajadores.

– Los despidos continuos en Tesalónica y Atenas, cuyo objetivo es la represión de aquellos trabajadores que se niegan a firmar los textos con los cuales la patronal los chantajea para someterlos, o de aquellos que se niegan a aceptar la modificación de sus contratos de trabajo.

El último caso de despido de trabajadores en la cadena de librerías Ianós fue el de cinco compañeros, dos de los cuales trabajaban en una de las tiendas de la empresa en Tesalónica que ha cerrado, uno trabajaba en una tienda de Ianós dentro de un centro comercial, y los demás en la tienda de la plaza mayor. Uno de estos últimos fue despedido cuando se negó a aceptar la conversión de su contrato de trabajo en contrato de tiempo parcial. Se nos dice que esto sucede por la caída de las ventas. Sin embargo, Ianós va contratando a trabajadores, pero estos trabajadores son “beneficiarios”. Lo que quiere imponer es la conversión de casi todos los empleados, viejos y nuevos, en una masa obrera barata sumisa y sin derechos. La única manera para conseguirlo es el terrorismo laboral. Por lo tanto, la Dirección de Ianós apoya plenamente la política de la barbarie social, del medievo laboral y de la pobreza absoluta. Ha adoptado todas las leyes anti-obreras de los memorandos, ha protagonizado la tentativa de la abolición del domingo como día festivo. Y todo eso valiéndose al mismo tiempo del pretexto del “aporte cultural”, siendo cómplices los medios de desinformación, pero por desgracia también muchas personas de la cultura y del arte. El propietario de Ianós, Karatzás, no duda siquiera en aparecer públicamente como evaluador de la crisis social y económica, mientras que al mismo tiempo, según la sentencia de un tribunal de primera instancia, estaba involucrado en la orgia de corrupción de la banda del encarcelado ex ministro Tsojatzópulos.

Así pues, tras la vitrina de la cultura se esconde la podredumbre y el terrorismo de la patronal. Los últimos despidos han sido arbitrarios, y no es una casualidad el hecho de que hayan sido despedidos trabajadores y trabajadoras que se habían negado a participar en el canibalismo de la competencia. Se negaron a firmar los textos fascistas que condenaban a sus colegas, y a consentir en la abolición de sus derechos. Se negaron a cambiar su contrato y trabajar a tiempo parcial. Reivindicaron lo que la Dirección de Ianós quiere aplastar: el trabajo con dignidad y derechos.

La Asociación Tesalónica apoya a los trabajadores despedidos, y estará a su lado. El único criterio de nuestra acción son los intereses de los trabajadores y la defensa de sus derechos, y no daremos ni un paso atrás por muchas que son las amenazas y el barro disparados contra nosotros por los patrones. La batalla se da en todos los frentes, y está vinculada con la defensa del domingo como día festivo, la reivindicación de un nuevo convenio colectivo, con aumentos salariales y con el derrocamiento de la política que genera la indigencia miseria y el medievo laboral.

Exigimos:

– Que paren los despidos ya. Los trabajadores no son máquinas de venta.

– Absolución de los siete trabajadores detenidos durante la huelga del 28 de diciembre de 2014 en Atenas. La acción sindical no se puede criminalizar.

– A romper el régimen del terrorismo de la patronal. Que se retiren los escáneres de vigilancia electrónica de la humillación de los trabajadores y del canibalismo entre ellos.

Llamamos:

– A los sindicatos y colectivos obreros a apoyar nuestra lucha con resoluciones de solidaridad, y con su participación en nuestras movilizaciones combativas.

– A los escritores y artistas a retirar su apoyo a la “cultura” podrida de Ianós, tomando por fin una posición clara.

Cultura es la solidaridad, la cabeza levantada y la dignidad.

Concentración de protesta: jueves 5 de febrero, a las 18:30h, en la esquina de la plaza de Aristóteles con la calle Tsimiskí.

Asociación Sindical de Trabajadores en Librerías, Papelerías y Editoriales de Tesalónica

El texto en griego.

Deja un comentario

*

Archivo