El siguiente texto fue publicado en Atenas Indymedia, con motivo de la publicación de una “noticia” en un medio de desinformación izquierdista (“El Diario de los Redactores”) sobre un “ataque de anti-autoritarios a policías del grupo motorizado Dias”. La “noticia” atribuye la autoría del ataque a un grupo de anarquistas que unos minutos antes habían participado en una marcha motorizada contra la extradición a Italia de cinco estudiantes por su participación en la manifestación del 1 de mayo de 2014 en Milán. En la misma “noticia” se hace referencia a un ataque de un grupo de personas a revisores del metro.

¿Cuánto se han preocupado los medios de desinformación masivos griegos por la activación de la orden de detención y entrega contra cinco griegos?

¿Cuánto se han preocupado los medios de desinformación izquierdistas por este “refuerzo” sin precedentes y a nivel interestatal de la represión de las luchas sociales con la aplicación (activación) de las órdenes europeas de detención?

¿Cómo una marcha motorizada puede acabar en una paliza de maderos del grupo motorizado Dias, sobre el cual el periódico “El Diario de los Redactores” (desviándose de su objetivo) ha sostenido que “hace su trabajo perfectamente”?

¿Por qué en el mismo texto se relaciona este ataque con el ataque contra revisores en la estación de metro de Omonia, aunque de forma complementeria se cita que “la Policía no relaciona estos dos incidentes”?

¿Cuándo los estudiantes son las víctimas, y cuándo los anti-autoritarios son los agresores?

Los periodistas, que parece que se dirigen al gran público, han contestado a estos interrogantes con una precisión extraordinaria. Por eso, no nos sorprende el reciclaje de la misma retórica, adoptada incluso por los mass media izquierdistas o alternativos.

Empleando muy a menudo un lenguaje familiar al mundo del movimiento, con el pretexto del “reportaje” proceden a conclusiones arbitrarias pero aparentemente lógicas, ya que parece que (para ellos) son noticias las acciones contra los maderos, las cuales (y sólo ellas) son atribuidas con exclusividad a un ámbito político, él de los anarquistas y los antiautoritarios. Acciones y expresiones de solidaridad, demandas de huelguistas de hambre, acciones de iniciativas por la cuestión de los refugiados y los inmigrantes, y las posiciones y reivindicaciones políticas en general, son penetradas por el discurso periodístico, ya que ellas aparte del discurso y la acción radicales no pueden producir imágenes comerciales que activen los reflejos dominantes y legítimos del público consumista que consume los productos de periodismo del espectáculo.

Ya son frecuentes las publicaciones que conciernen al ámbito anarquista-antiautoritario, con una referencia monotemática a conflictos, ataques o textos que asumen la responsabilidad de ellos, y en general a prácticas y acciones que pueden ser usadas con herramientas por la lente prismática de los “expertos de la información”, teniendo como objetivo la intimidación de la opinión pública, creando impresiones negativas para los segmentos luchadores de la sociedad.

¿Acaso es la precipitación la que les conduce a hacer reportajes de tipo chapuza, o es simplemente la costumbre de estar en concordancia con las partes conservadoras de la sociedad? (O sea de la práctica que reconoce que algo rompe la normalidad de su Democracia burguesa, y que por esta razón tiene que ser reprimido).

La otra cosa que es digna de ser comentada en este asunto es la presencia de dicho “reportaje” en la columna “Noticias locales” de Atenas Indymedia. En un medio de contrainformación, la reproducción de “reportajes” de la Prensa desinformativa -aunque sea izquierdista – enteros, sin ninuna elaboración o comentarios complementarios, debe ser criticada tanto con respecto a la gestión del tema por el grupo administrativo (de Atenas Indymedia) como con respecto a las lógicas de los que proceden a publicaciones de este tipo. Por eso, queremos hacer pública nuestra reflexión e inquietud sobre la presencia de esta noticia en la columna de las “Noticias locales”. En esta columna se publican noticias procedentes de fuentes primarias, de fuentes del movimiento, y noticias que son dirigidas primeramente al mismo movimiento. Es, por lo tanto, particularmente problemático el hecho de que el grupo administrativo perciba tales fuentes como primarias, y este tipo de información como información sin mediadores.

Redactores de la calle

El texto en griego.

Deja un comentario

*

Archivo