El preso anarquista Nikos Romanós ha puesto fin a la huelga de hambre que había iniciado el 10 de noviembre, reclamando su derecho de obtener permisos de salida para asistir a clases a una universidad. Romanós finalizó la huelga después de que el Parlamento hubiera votado una ley que prevé que los presos que hayan aprobado la tercera parte de las asignaturas en la universidad en que hayan ingresado (estudiando cursos a distancia) tendrán derecho a obtener permisos penitenciarios para asistir a la universidad portando una pulsera electrónica.

En un comunicado que ha sacado esta mañana, Romanós menciona que se trata de una victoria importante, y que la enmienda aprobada tiene significativas diferencias de la inicial, propuesta por el ministro de “Justicia”. Según Romanós, esta victoria ha sido el fruto de la presión ejercida, y que los que han salido vencedores son el mundo de la lucha y la anarquía combativa. En el mismo comunicado les agradece a los médicos que lo aendieron que no hayan sucumbido a las presiones de la Fiscalía y que no hayan practicado la alimentación forzosa.

Esta normativa, votada esta mañana por los diputados de todos los partidos menos los del partido neonazi Aurora Dorada, será válida tanto para Romanós como para todos los presos que han ingresado en Escuelas Técnicas Superiores y Universidades. Romanós había declarado antes de la votación que aceptaría la condición de la pulsera electrónica de vigilancia. Como hemos comentado anteriormente, el requisito que pone la ley para que el preso acceda a estos permisos, es que haya aprobado la tercera parte de las asignaturas. Durante estas salidas de la cárcel por razones educativas, los presos tendrán que llevar puesta una pulsera electrónica como sistema de vigilancia.

El texto en portugués.

2 comentarios para “Nikos Romanós pone fin a la huelga de hambre tras conseguir permiso para asistir a clases”

Deja un comentario

*

Archivo