Nueva agresión contra trabajadores huelguistas fuera de la librería IanósEl siguiente texto es una breve información de la Asociación de trabajadores en librerías, papelerías y editoriales del Ática, sobre las acciones (intervenciones) realizadas en varias librerías de Atenas el domingo 27 de diciembre de 2015, día de huelga en el sector del libro. En el texto se denuncia la nueva agresión que tuvo lugar contra los trabajadores-huelguistas durante una concentración realizada fuera de la librería Ianós.

El domingo 27 de diciembre de 2015 fue el 8º domingo en 2015 en el que las tiendas permanecieron abiertas, y el 3º domingo sucesivo con las tiendas abiertas en diciembre, un mes que siempre es agotador. Ese domingo la Asociación de trabajadores en librerías, papelerías y editoriales, había convocado una huelga, en el marco de la lucha contra la abolición del domingo como día festivo. Notamos que convocamos esa huelga porque la Federación de trabajadores en el sector privado no había hecho algo semejante para todo el sector del comercio. Tampoco lo había hecho el año pasado cuando se impuso el 8º domingo al año con tiendas abiertas.

En el marco de esta huelga, desde temprano por la mañana procedimos a piquetes en varias librerías que estaban abiertas, en conjunto con colegas de otros sindicatos obreros y colectividades. Repartimos textos dentro y fuera de las librerías, desplegamos pancartas e informamos a los transeúntes de nuestra lucha por megafonía. Pasamos por varias librerías (N.d.T. en el texto original en griego se citan sus nombres).

La última librería de nuestra acción fue Ianós, la librería en la que hace un año, durante nuestra última huelga, los miembros del piquete recibieron una carga por parte de las llamadas fuerzas antidisturbios y por la patronal de la librería. Desafortunadamente, a diferencia de la evolución normal que habían tenido nuestras intervenciones (acciones) en todas las demás librerías, por una vez más nuestra concentración delante de la “cadena cultural” Ianós recibió provocaciones y agresiones.

Mientras nuestra intervención (acción) estaba en curso, gritando consignas y repartiendo textos, unos colegas nuestros, que también son miembros de nuestra Asociación, trataron de entrar en la librería para repartir textos a nuestros compañeros de trabajo. Entonces fueron impedidos por el notorio ya bravucón de Ianós, quien estaba puesto a la entrada de la tienda, al igual que en todas nuestras concentraciones obreras. Fue entonces cuando se le hizo claro, con nuestra insistencia y actitud persistente, que esta prohibición no estaría aceptada por nosotros. Al final, los colegas entraron y repartieron textos (folletos) dentro de Ianós.

Unos minutos después, y mientras la intervención huelguista estaba en marcha, tres personas salieron de la librería. Primero insultaron a las compañeras de trabajo que les habían entregado folletos, luego agredieron con rabia a la gente que participaba en la concentración. El protagonista de esta agresión fue Andreas Georgiadis, de las ediciones Mikrí Arktos (Osa Menor), quien agredió a los manifestantes blandiendo una botella de vino. El deuteragonista de esta agresión fue Paraskevás Karasulos, de las mismas ediciones, colaborador de Ianós y encargado de su galería de arte. El portador de la botella Andreas Georgiadis pegó con ella a un colega nuestro, quien fue trasladado a un hospital, donde se le pusieron tres puntos de sutura en la cabeza. Esta agresión fue contestada por nosotros, por lo que los bravucones de la galería de arte (quienes, al parecer, están en concordancia con el verdadero rostro de Ianós) se vieron forzados a marcharse del lugar de la concentración. Merece la pena notar que una vez finalizado este incidente, tanto el bravucón de Ianós como su directora María Liapopulu sostenían hipocríticamente que no conocían a los agresores y que no tenían ninguna relación con ellos, fingiendo debatir con nosotros sobre su localización en el caso de que se presentara una demanda contra ellos.

Como denunciamos justo después, continuando por un rato más nuestra intervención en el marco de la huelga, la patronal de Ianós (y sus esbirros de todo tipo) tiene la plena responsabilidad de estos incidentes, creando reiteradamente tensiones con su arbitrariedad y las agresiones de todo tipo contra las luchas obreras y nuestra Asociación.

Aunque consideramos que ya lo hemos hecho claro por todos los medios (ver la información sobre la concentración fuera de Ianós el 23 de diciembre de 2015), repetimos que ninguna metodización de la patronal podrá bloquear nuestras luchas de clase contra la arbitrariedad y terrorismo patronal.

Por último, repetimos a los cuatro vientos (y obviamente al gobierno que es también claramente responsable de toda esta situación) que seguiremos luchando, defendiendo el domingo como día festivo, y en general los intereses obreros, nuestros derechos, nuestra vida y dignidad.

Asociación de trabajadores en librerías, papelerías y editoriales del Ática

Fuente y más fotos, aquí.

Deja un comentario

*

Archivo