En pleno verano los tres partidos que forman el gobierno tomaron la decisión de privatizar diez empresas públicas o estatales y dos playas en las islas de Rodas y Corfú. Los partidos derechistas e izquierdistas se pusieron de acuerdo para completar la tarea de los gobiernos anteriores y vender al Capital todos los servicios públicos del país que no habían sido privatizados por ellos.

Además de estas privatizaciones el decreto de ley que van a votar los partidos del gobierno prevé la eliminación del límite mínimo del porcentaje de acciones que tiene que poseer el Estado en empresas como la Compañía de Electricidad, la Compañía Petrolera, las empresas portuarias, la Compañía de Aguas y la Agencia de Quinielas. También, se abolirá la participación obligatoria de representantes de los trabajadores en las juntas directivas de las empresas privatizadas.

Las diez privatizaciones que se van a poner en marcha son las siguientes: la Compañía de Correos, la Compañía Estatal de Producción de Vehículos, la Compañía de Gas Natural, la Empresa Administradora del Sistema Nacional de Gas Natural, la Agencia de Quinielas, el edificio del Centro de Radiotelevisión Olímpico, el área del viejo aeropuerto de Atenas, el centro comercial Golden Hall, 48 inmobiliarios estatales, la playa de Kassiopi en Corfú, la playa Afantu en Rodas.

Estas privatizaciones además de eliminar cualquier concepto de servicio y espacio públicos, van a contribuir al aumento de la tasa de desempleo, puesto que serán acompañadas por miles de despidos. También, se espera que los sueldos de los trabajadores en las empresas privatizadas vayan a bajar, dado que los trabajadores en ellas serán llamados a firmar nuevos convenios individuales o empresariales.

El experimento que se está llevando en Grecia no tiene que ver con la denominada crisis. Es una ofensiva del Capital y la Soberanía contra la sociedad, con el fin de imponer la sociedad inhumana del neoliberalismo, del individualismo, del totalitarismo.

Deja un comentario

*

Archivo