Se están intensificando las operaciones de las fuerzas represivas estatales contra la acampada libre en varias playas de las islas y la península. El gobierno neoliberal aumentó la multa por acampada libre de los 147 a los 300 euros por persona, y con maderos de varios cuerpos de las fuerzas de represión, así como con funcionarios municipales y estatales, ha desatado una nueva ola de persecución contra las personas que practican la acampada libre.

Al mismo tiempo que suelta a sus perros guardianes a perseguir a la gente que quiere disfrutar de unos días de vacaciones en la naturaleza, el Régimen privatiza y hormigona una serie de playas y bosques,  elimina las restricciones de edificación en áreas montañosas y protegidas, y en muchas islas, permite la construcción de “residencias turísticas” y de complejos hoteleros de varios tipos en casi todo el territorio del Estado griego, aumenta la superficie que puede ocupar un complejo turístico con la instalación un campo de golf en su interior, permite la creación de casinos de juego en áreas de desarrollo turístico integral, legaliza los hoteles ilegales mediante su transformación en hoteles condominio, y concede casi gratis al Capital las costas del país.

El sábado 2 de agosto de 2014 las fuerzas represivas del Régimen realizaron una operación en la isla de Samotracia, en el norte del mar Egeo. Se realizaron 90 controles y fueron multadas 47 personas y se confiscaron sus tiendas de campaña. En julio de 2014 se realizaron 15 controles en cinco playas de la provincia de Calcídica, y hubo otras tantas multas y confiscaciones de tiendas. En el mismo mes la Policía realizó varias operaciones en Eubea, a poca distancia de Atenas, en varias islas Cícladas, en el mar Egeo, así como en Creta, la mayor isla en Grecia, en las cuales procedió a retenciones, confiscaciones y sanciones.

El texto en portugués.

Deja un comentario

*

Archivo