En esta entrada publicamos la denuncia de los trabajadores en el parque navideño del barrio residencial de Kifisiá (afueras de Atenas) por no haberles pagado el dinero de su trabajo la empresa privada que alquiló el parque al municipio del barrio. En la denuncia los trabajadores se vuelven tanto contra la empresa como contra las autoridades municipales.

Duende Froli: Una historia de amor y de trabajadores no pagados

Nosotros, los trabajadores y las trabajadoras de DFM estamos reclamando el dinero que se nos debe por haber trabajado en el parque navideño Froli en el barrio de Kifisiá, el cual pertenece al municipio del barrio.

Fuimos contratados contestando a un anuncio de la empresa DFM, con el fin de trabajar a tiempo definido en el parque temático para niños Froli. Nuestro trabajo era jugar de manera creativa con niños, hacer caja y vender artículos asociados con el parque. Trabajamos de 6 a 12 horas diarias, sin tener días libres, trabajando los días festivos y en domingo. Como si fuera poco que trabajáramos bajo condiciones climáticas desfavorables (frío, lluvia, nieve), teníamos que confrontar los insultos, la falta de organización de los patrones, los cambios constantes de los puestos de trabajo y el agobio (de los patrones) de cubrir las necesidades del trabajo con el número mínimo de personal.

Froli ha muerto

La última semana del funcionamiento del parque, y después de un litigio, llegó al parque un grupo de personas y se llevó el dinero de las cajas de los pabellones para entregárselo a uno de los muchos proveedores a los que la empresa debe dinero. Los encargados de la empresa fueron detenidos y los próximos días trataron de engañarnos: Promesas falsas, separación de los trabajadores según los turnos y el tipo del convenio firmado por ellos, provocaciones, exención de responsabilidad, y propuestas a trabajadores a trabajar como voluntarios, fueron los medios empleados por los patrones para engañarnos para que continuáramos trabajando como si no hubiera pasado nada. Por nuestra parte pedimos y “conseguimos” que la patronal nos garantizara por escrito al día siguiente que nos pagarían por nuestro trabajo. Sin embargo, esto nunca se realizó. La última escena del drama fue la denuncia del convenio por su parte (sin pagarnos por supuesto), declarando arbitrariamente que la mitad de los trabajadores había dimitido. Nosotros, los más de 71 trabajadores que no han cobrado por su trabajo, hemos dado un primer paso y hemos presentado una denuncia en la Inspección del Trabajo, y vamos a reclamar hasta el final el dinero de los días que hemos trabajado.

Algunas conclusiones útiles sobre la Sociedad de Capital Privada (la empresa que contrató a los trabajadores)

La Sociedad de Capital Privada vela por la protección de los intereses de los patrones pero no de los trabajadores. En concreto fue fundada con sólo un euro de capital, y la responsabilidad de los accionistas se limita al dinero aportado por ellos, no se extiende a sus propiedades. O sea, que la responsabilidad de la empresa (sociedad) hacia los trabajadores es mínima, ya que se limita a las propiedades de la empresa y al Capital inicial.

71 trabajadores no pagados, bajo la égida del Municipio

El municipio de Kifisiá, a través del organismo de derecho público “Feria de Flores de Kifisià” alquiló el área del parque por 15.000 euros. Todos los eventos celebrados estuvieron bajo la égida del Municipio y de la Feria. La autoridad municipal tiene una buena parte de la responsabilidad en el caso del fiasco de Froli, ya que alquiló el parque a una empresa sin tener la mínima garantía. Nadie se interesó por investigar la situación económica de la empresa que se había encargado de pagarnos. Los eventos de carácter social no pueden basarse en el trabajo no remunerado ni en el espíritu del “voluntariado”.

Y como los responsables tienen nombres y apellidos: A. Guvitsas y B. Bourdas: patrones. M. Xatzigeorgiou, Froso Karalí: inspiradores y patrones no oficiales. Eleni Katsaouni: contable. También ha habido muchos otros.

La presentación de nuestra denuncia en la Inspección del Trabajo será el 8 de febrero de 2017, a las 12:00h, en el departamento Sepe del barrio Nea Ionia, avenida Herakliou, 269.

No retrocedemos si no conseguimos nuestros fines.

Los trabajadores de DFM no pagados

El texto en griego.

Deja un comentario

*

Archivo