Texto de la Asociación sindical de Trabajadores en Librerías, Papelerías y Editoriales sobre la orden ministerial que permite el funcionamiento de todos negocios seis domingos al año y de los pequeños negocios todos los domingos del año .

Los miles de trabajadores y trabajadoras en el sector comercio dan saltos de alegría tras el último anuncio de nuestro queridísimo gobierno. Por fin es abolido con una orden ministerial el anacronismo del domingo como día festivo. Así que este año las tiendas abrirán dos domingos (el 23 y el 30 de diciembre), mientras que a partir de 2013 van a estar abiertas seis domingos al año. Desde luego es considerada la posibilidad de que los domingos que no sean festivos sean aún más para unos ciertos negocios y regiones (por ejemplo, los centros comerciales y las zonas con muchas tiendas).

Todos y todas nosotros/as que trabajamos en el sector comercio ya no nos vamos a quedar en nuestra casa fría (no somos capitalistas para tener calefacción) los domingos, sintiéndonos inútiles y muriendo de aburrimiento. Con la sonrisa en los labios vamos a estar en el calor de las tiendas, listos para atender a los 1.500.000 de desempleados que no tienen tiempo de ir al a las tiendas a comprar los demás días de la semana. Estaremos allí para que puedan venir y gastar su dinero los 500.000 trabajadores del sector privado que no han cobrado su sueldo, y los funcionarios que les ha dado por hacer terapia de compras para olvidar los recortes de sus salarios y la eliminación de las pagas extraordinarias. Pero sobre todo vamos a estar ahí respetando a las personas mayores y a los jubilados que van a ir a las tiendas a comprar para sentir la alegría del consumo, ya que no saben qué hacer con el dinero de la pensión que reciben.

Si, tenemos que admitirlo. Ahora se demuestra que valían la pena los sacrificios del período anterior. El saqueo de nuestros salarios, la eliminación de los convenios colectivos, la reducción de las indemnizaciones por despido y la disolución de las relaciones laborales, han funcionado. La abolición del domingo como día festivo en conjunción con la “liberalización” del horario de funcionamiento y la  “desconexión” de la jornada laboral del horario de oficina de las empresas, abren de par en par la puerta al desarrollo. Al desarrollo de la rentabilidad del gran Capital en el sector comercio, mediante la explotación extrema, la indigencia de los trabajadores y la redistribución del mercado con el cierre de las pequeñas empresas y la concentración del dinero en manos de aún menos capitalistas.

Muchos son los que aprecian la contribución de la Troika (del extranjero) a estos logros. Esta, sin embargo, no es toda la verda. Sin la orientación brillante de la Asociación de Dueños de Grandes Almacenes, Thomsen y los otros de la Troika no podrían ser tan eficaces. Hemos que admitir que la Asociación de Dueños de Grandes Almacenes junto con la Asociación de Industriales Griegos, les han dado orientaciones… En cuanto a la Troika del interior del país[1], el dinamismo del primer ministro combinado con la solidez del líder del Pasok[2], pero sobre todo con el empeño del líder del partido Izquierda Democrática en las líneas rojas (¿será casualidad?), demostró que tiene la oportunidad de encontrar soluciones creativas a las inquietudes del gran Capital del sector comercio. No hay que olvidarse, desde luego, del célebre partidario de la abolición del domingo como día festivo. Hablamos, por supuesto, del presidente de la Asociación Comercial de Atenas. Después de una petición suya, otra vez se ha planteado el tema este año, al igual que en los años anteriores. Sólo un pequeño detalle: este señor no tiene una tienda, sino que es sindicalista profesional y perro del partido derechista Nueva Democracia (no puede ser, en algún momento se lo van a enterar los periodistas de los medios de desinformación…).

Ya la cuestión se plantea a nosotros que experimentamos todo lo que planifican y promueven los patrones, el gobierno y la Troika. A todos nosotros que vemos nuestras vidas, nuestras necesidades, nuestros derechos siendo aplastados por la bota del mercado. ¿El 30 de diciembre va a ser un día de sumisión, un día más que nos iremos del trabajo con la cabeza agachada o un día de desobediencia, resistencia y solidaridad? A esta pregunta nosotros si vamos a responder.

Asociación sindical de Trabajadores en Librerías, Papelerías y Editoriales de la Región del Ática (Atenas-Grecia)

El texto en griego.



[1] El gobierno tripartita.

[2] El segundo de los tres partidos que participa en el gobierno de orientación neoliberal.

Un comentario para ““Por fin ha llegado el desarrollo: fin al anacronismo del domingo como día festivo””

Deja un comentario

*

Archivo