El sábado 2 de febrero los fascistas del partido neonazi Jrisí Avgí (Aurora Dorada) realizaron una concentración en el centro de Atenas que fue sucedida por una marcha-desfile militar a las oficinas recientemente inauguradas de este partido en un barrio cerca del centro de Atenas. Fue la única vez que en una manifestación la Policía no cerró las estaciones de metro del centro de la ciudad…

Al acercarse la marcha al barrio de Zografu algunos de los fascistas motorizados se dirigieron al espacio auto-organizado Berdés, donde trataron de violar la puerta del edificio pero sin éxito. Sin embargo, fueron vistos por los vecinos y huyeron hacia la okupa “Villa Zografu”. Allí trataron de realizar una de sus conocidas ya agresiones, pero fueron repelidos por más de 300 antifascistas que habían acudido a la okupa para defenderla de un posible ataque fascista. Después del ataque y la retirada de los fascistas otros 200 vecinos y antifascistas llegaron a la okupa. Su presencia fue decisiva, ya que impidió la realización de una redada policial en ella.

En esta segunda retirada desordenada y huida, los neonazis abandonaron sus motos fuera del edificio de la okupa. Enseguida se movilizaron los grupos motorizados y “antidisturbios” de la Policía. Llegaron a la okupa y la rodearon, bloqueando los alrededores del edificio de la okupa y prohibiendo el acceso de la gente al sitio donde se encontraban las motos abandonadas de los fascistas. Los maderos se retiraron sólo después de haber recogido las motos, haciendo todo lo posible para que nadie viera o fotografiara sus matrículas.

En el enfrentamiento entre los agresores neonazis y los antifascistas varios fascistas resultaron heridos. Uno de ellos fue gravemente lesionado e ingresó al hospital militar 401 un poco después de la agresión. Se trata obviamente de un funcionario policial o militar, puesto que en este hospital pueden hospitalizarse únicamente policías y militares. No hace falta decir que ni ha sido detenido, ni sus datos han sido publicados por las autoridades.

El hecho de la participación de un madero en una agresión realizada por una banda fascista-neonazi no tiene por qué extrañarnos. En las últimas elecciones generales uno de cada dos policías votó al partido neonazi Jrisí Avgí (Aurora Dorada). Son algo más que frecuentes los casos de colaboración coordinada entre la Policía griega y los fascistas. Más información sobre algunos de estos casos de cooperación e interconexión entre las bandas fascistas y las fuerzas represivas podéis leer aquí: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7.

Un comentario para “Repelidas dos agresiones fascistas realizadas contra centros sociales ocupados con el respaldo de la Policía”

Deja un comentario

*

Archivo