El editorial de Indymedia Atenas sobre las elecciones generales del 25 de enero.

Una vez más somos llamados a ver la misma película. Una vez más el circo ambulante de los “salvadores” partidistas de todo tipo estará de gira por los canales televisivos y los barrios, ofreciendo tratamientos para cualquier enfermedad y remedios para todos los males. Cada uno de los “actores”, teniendo un papel diferente, contribuirá al objetivo común: La hipnosis de la sociedad y su limitación al rol del espectador.

Votad lo que queráis. Al sistema político y al Poder económico el resultado les es indiferente (hay mucha tolerancia y varias reservas) si se cumplen las condiciones que ellos han planteado. La esperanza, la rabia, a reivindicación, la desesperación, la demanda por seguridad y prosperidad, pueden expresarse sólo a través de la delegación. Todas las demás prácticas están estrictamente prohibidas, y son ilegales.

La participación en la parodia de la elección de unos representantes-ejecutores de la voluntad popular, no constantemente controlados, no responsables (que no rinden cuentas) ante el pueblo, y no inmediatamente revocables, consciente o inconscientemente da lugar a la creación y la formación de nuevos tiranos. El desinterés, sin embargo, y la abstención de los intentos conjuntos para resolver los problemas sociales da lugar al nacimiento y la perpetuación de todo tipo de dictadores.

Nos negamos a entregar nuestra dignidad y nuestro derecho a determinar nuestra vida a manos de ninguna persona. Nos organizamos y luchamos colectivamente contra la explotación espiritual y material del hombre por el hombre. Soñamos y planeamos la sociedad futura de la igualdad, de la libertad y de la prosperidad para todos.

El texto en griego.

Deja un comentario

*

Archivo