Extraído de un texto publicado en http://eagainst.com/, titulado “Sobre las elecciones inminentes, el contrato de préstamo y los chantajes de los élites”. Se va a completar en cuatro partes. Antes de leer la parte II, podéis leer la parte I: “Los puntos principales del nuevo contrato de préstamo firmado entre el gobierno griego, el FMI, la UE y el BCE”, la parte II: “Porque fue firmado el nuevo contrato de préstamo entre el gobierno griego, el FMI, la UE y el BCE (o porque dicen que fue firmado)” y la parte III: “Las consecuencias del nuevo contrato de préstamo”.

Conclusiones

Nos hemos referido reiteradas veces a la irracionalidad profunda del neoliberalismo, así como al hecho de que, en nuestra opinión, el capitalismo moderno de tipo casino ni se puede rescatar con el retorno a los modelos desarrollistas de tipo keynesiano, ni funciona sobre la base de un plan general a largo plazo que tiene unos objetivos predeterminados, sino por el contrario, se caracteriza por una táctica de tipo “lo vemos todo sobre la marcha” y una lógica de tipo “sálvese quien pueda”. También nos hemos posicionado varias veces sobre las teorías de conspiración, las cuales en la actualidad están muy difundidas, y no tenemos la intención de extendernos aún más.

Esta entrada tiene la intención de destapar el falso dilema que se plantea con vistas a las elecciones: “¿dentro de la zona del euro y la UE, cumpliendo con las obligaciones que emanan del contrato de préstamo o destrucción y aniquilación?” El dilema es completamente falso, por no decir que es ridículo. La destrucción total de la sociedad griega está casi llevada a cabo y se completará en breve si continúan las políticas descritas anteriormente (N.d.T. en las tres partes anteriores del mismo texto).

La única esperanza para la sociedad es el cambio de nuestra ruta, a través de la resistencia activa y continua, la auto-organización, la aparición de nuevas propuestas y la acción política que vaya a crear las condiciones para una continua revolución social.

Hay un bloque negro compuesto por unas personas que se visten con trajes y corbatas caros (en los partidos Pasok, Nueva Democracia y otros pequeños partidos neoliberales), detrás del cual se alinea el capitalismo mundial entero, las élites y las clases dominantes. Este bloque, con el fin de mantenerse en el Poder, está dando una lucha rabiosa, intimidando y haciendo una propaganda enorme a través de sus medios de comunicación que tiene en su posesión, sin dudar ni en amenazar ni en aterrorizar a la gente. Ni siquiera le da vergüenza apoyar unas tontas teorías economicistas, que en la práctica se han demostrado totalmente desastrosas.

Hay unos teóricos de la conspiración ultraderechistas o neonazis que han surgido de su estancamiento político y de la predominancia de un imaginario que ya no sólo no puede inflar las mentes con falsos deseos, sino que no puede llenar ni siquiera los estómagos.

Todos estos tienen que ser impedidos por la sociedad misma, suponiendo desde luego que ella se haya percatado del peligro y siempre que mantenga el instinto de auto-conservación. Por otro lado, los creen que pueden tener éxito a través de la vía parlamentaria, simplemente tienen que demostrarlo.

Nosotros por nuestra parte y con vistas a las segundas elecciones[1], vamos a insistir en las palabras de Buenaventura Durruti: «el que vota y no prepara la revolución social, para nosotros es perjudicial, pero igual de perjudicial es el que se abstiene de las elecciones y no prepara la revolución social”, teniendo la convicción de que cada quien por separado y todos juntos debemos poner fin a esta pesadilla, tratando de crear una sociedad lo más libertaria posible.

El período de austeridad, la pobreza y la miseria, la indigencia, la apatía (pasividad) política y la vuelta/giro de la sociedad[2] hacia unas invenciones ideológicas totalitarias, pueden y deben ser impedidos por todos nosotros, por la misma sociedad. Parece que estamos ante una oportunidad histórica para difundir la propuesta de la autonomía individual y colectiva, sobre todo teniendo en cuenta que problemas similares a los nuestros están enfrentando los españoles, los italianos, los portugueses, los irlandeses y muy pronto muchos pueblos más.

El texto en griego.



[1] N.d.T. el 17 de junio.

[2] En el texto en griego hay un juego de palabras entre vuelta/giro y perversión.

Un comentario para “Sobre el nuevo contrato de préstamo, parte IV”

Deja un comentario

*

Archivo