Entradas con la etiqueta ‘desempleo’

La siguiente historia fue publicada por una desempleada en la página web “El Calendario de un Desempleado” bajo el título “Cuento Navideño”.

Hace dos años y medio, una mujer trabajadora fue despedida de su trabajo porque no obedecía a lo que le exigían. Su marido está desempleado y su hijo es estudiante.

Comenzó a buscar trabajo, pero con 1.500.000 de competidores la cosa no era fácil. Últimamente empezó a presentar solicitudes de participación en estos programas de “lucha” contra el desempleo (más bien de su reciclaje), de cinco meses de duración y con un sueldo de 490 euros. Al aproximarse las fiestas navideñas, así como el fin del plazo de su derecho a las prestaciones sociales, ¡se hizo un milagro! La escogieron como empleada administrativa en la Compañía de Transporte Público.

Sin embargo, los milagros duran poco. Cuando se fue a la sede de la Compañía con todos los documentos justificativos, se le anunció que el puesto de trabajo no era de personal administrativo, ¡sino de…revisor! Dos caminos se abrían delante de ella: aceptar el puesto del revisor del billete de los desempleados y los pobrecitos que no habían picado el billete, o no aceptarlo. La respuesta fácil era aceptar el puesto para no perder sus derechos a las prestaciones sociales y no tacharse del archivo de los desempleados, según lo indicado en el anuncio del puesto del trabajo, y para no perder el considerable importe de los 490 euros al mes. Leer el resto de esta entrada »

1.5 millón de desempleados. ¿Quién tiene la culpa?

Cartel firmado por el colectivo “Desempleados/desempleadas de los barrios de Atenas”.

1.5 millón de desempleados. ¿Quién tiene la culpa?

¿La culpa de tu estado de desempleo la tienen los inmigrantes?

¿Acaso tienen la culpa los funcionarios “perezosos”?

¿O acaso la tienen los huelguistas “alborotadores”?

¿Resolverá el problema de tu estado de desempleo una prolongación de vida de cinco meses (“trabajo de interés general”)?

¿Acaso lo resolverán las brigadas de los desempleados que trabajarán sin cobrar, según la propuesta de un ex ministro derechista?

¿O acaso se resolverá si pasas por las oficinas de la banda neonazi Aurora Dorada para que te busquen un currillo “al precio que sea”?

Para nosotros la respuesta se encuentra en la solidaridad entre trabajadores y desempleados, nativos e inmigrantes, en la auto-organización, en las reivindicaciones colectivas.

Para recuperar todo lo que nos pertenece.

Desempleados/desempleadas de los barrios de Atenas

El siguiente texto es el correo electrónico de un desempleado, enviado a la página web El Calendario de un Desempleado.

Nací el 13 de marzo de 1988 en Atenas. Me gradué de la Escuela Superior de Gráfica en 2011. Domino los programas photoshop, ilustrador, indesign, premiere, after effects, flash, dreamweaver, corel draw, 3d max, maya, html, web design, java, c + . También domino la teneduría de contabilidad, sé barrer y fregar oficinas, así que no necesiten personal adicional para estas tareas. Además sé preparar varios tipos de café, como capuchino, espresso, americano, frapé (batido a mano, para hacer la espuma apropiada).

He cumplido con mis obligaciones militares. Puedo trabajar ininterrumpidamente durante más de 12 horas seguidas sin protestar. También, no tengo vida personal, no tengo amigos, no tengo novia, no tengo la intención de hacer familia (por lo que no tengo grandes exigencias económicas), no tengo sueños más allá de los intereses de la empresa.

No bebo, no fumo, no como, no necesito descansos. No sé qué significa hora extra.  Puedo estar sin dormir durante más de tres días para cumplir con los horarios más locos acordados entre mi empleador y su clientela. En mi trabajo estoy dispuesto a aceptar hasta las intervenciones estéticas más feas, ya que el cliente siempre tiene razón, y si él quiere que su cara aparezca en su tarjeta, yo tengo que ponerla. Puedo participar en reuniones estúpidas, en las que el personal se informa de que “la empresa es un barco que hace aguas y que primero tenemos que tratar de tapar el agujero, antes de zarpar y descubrir nuevos mundos”, antes de que se le proponga una reducción salarial. Leer el resto de esta entrada »

Texto publicado en la página web “El calendario de un desempleado”.

Ha amanecido, otro día que voy a ir a trabajar. Y voy a ir a trabajar porque yo tengo trabajo, mientras que un millón y medio de otras personas en este país no tienen. Y eso me da miedo.

Voy a ir a trabajar porque las facturas siguen sin pagar. Voy a ir a trabajar porque el alquiler está sin pagar, y la posibilidad de ser echada a la calle no es una forma de hablar. Voy a ir a trabajar y no voy a picar el billete en el tren, no porque tenga miedo al control, sino porque no tengo (dinero para pagarlo). Voy a ir a trabajar hoy también a pesar de que sé que voy a cobrar sólo una parte de mi sueldo, como miles de otros trabajadores y trabajadoras en este país. Voy a ir a trabajar aunque tengo miedo de que el dinero para el alquiler y las cuentas corrientes no me vaya a llegar. Voy a ir a trabajar a pesar de que sé que otra vez voy a escuchar lo de la paciencia que tengo que tener y lo de la situación que es difícil y lo que no tengo que desesperarme. Además, fijo que la situación va a mejorar, basta con que tenga paciencia.

Simplemente, hace poco que cuando me despierto por la mañana tengo la extraña convicción de que nada va a cambiar. Cuando entro en el tren veo lo mismo en todos los demás pasajeros y creo que lo mismo ven ellos en mí. Leer el resto de esta entrada »

Fragmento de un texto publicado en la página web contrainformativa http://eagainst.com/.

Tan sólo unos meses después las últimas elecciones, la coalición de los tres partidos del gobierno ya ha disipado las ilusiones de los que habían confiado en ella. Todas las promesas de la campaña prelectoral sobre la renegociación del memorándum o la desvinculación de su cumplimiento se han olvidado y fueron sustituidas por el escalonamiento de la política brutal de los dos últimos años, con la aprobación del paquete de las medidas más duras desde el comienzo de la crisis. Se trata de unas medidas que en cantidad son muchísimas más que las del febrero pasado. Originalmente llegaban a los 11,5 mil millones de euros, durante su votación en el Parlamento supimos que llegaron a los 13,5 mil millones, y más tarde se reveló que al final alcanzan los 18,9 mil millones de euros, descontando las cláusulas que conciernen a la reposición automática impuesta por la Troika[1]. En otras palabras, se trata de unas medidas que superan el 8,5% del PIB, y que es seguro que profundizarán la recesión, contribuirán al aumento del desempleo y provocarán el empobrecimiento de la inmensa mayoría de la población.

Los ejes principales de estas medidas, que son propias más bien de un gobierno de ocupación, son los recortes horizontales en los salarios, las pensiones y los subsidios, la reducción de todos los gastos sociales, la destrucción de la Sanidad y la Educación públicas, el desmantelamiento de la Administración pública y de los sistemas de seguridad social y, sobre todo, los nuevos y fuera de toda lógica aumentos de los impuestos, que literalmente exterminan a las clases media y baja. Simultáneamente, en el sector laboral ya ha comenzado el debate sobre una serie de ajustes que, de ser aplicados, harán retroceder la legislación laboral del país al siglo XIX. Leer el resto de esta entrada »

Los desempleados no son cifrasEl jueves 20 de diciembre de 2012 el Sindicato de Base de Desempleados y Precarios llama a una manifestación en el centro de Atenas. La argumentación del llamamiento se puede leer en el siguiente texto, publicado en la página web del sindicato.

Los desempleados no son cifras. Organización y resistencia a la ofensiva de la patronal

Estamos trascurriendo una época en la que los derechos laborales, los cuales han sido conquistados con duras luchas de clase y sociales durante más de un siglo, parecen estar derrumbándose por completo. El derecho al trabajo, que se ha dado por hecho, ha acabado siendo trabajo a tiempo parcial, trabajo rotativo, empleo de temporada y finalmente trabajo “caritativo”. Sobre todo, este último tipo de trabajo parece ser el nuevo descubrimiento del Capital en el sector laboral. El Estado y la patronal, en cooperación armoniosa con la Confederación General de Trabajadores Griegos, con las organizaciones no gubernamentales y los gobiernos locales, están promoviendo la explotación rotativa y temporal de los desempleados. Su objetivo es poner en práctica cada nuevo acuerdo basado en los memorandos, aprovechándose de la necesidad urgente de los desempleados de trabajar, mientras que el sindicato supremo de los trabajadores se convierte en una oficina de arrendamiento de trabajadores. Los convenios firmados por los trabajadores en estos programas (de arrendamiento de trabajadores) reflejan plenamente las intenciones de los patrones, y son borrosos respecto de las condiciones laborales: desde la vaguedad total que rige el tema de los días de vacaciones a los que tienen derecho los trabajadores y el si los días cotizados cuentan para la jubilación, hasta el intento de algunas organizaciones no gubernamentales de renunciar a sus responsabilidades en caso de falta de pago a los trabajadores. Leer el resto de esta entrada »

Según los datos de la Oficina de Estadística Nacional, en el tercer trimestre de 2012 la tasa de desempleo oficial llegó al 24,8%, desde el 17,7% del tercer trimestre de 2011. Los que son considerados desempleados por esta autoridad estatal son 1.230.918. Estos son sólo los que tienen derecho a cobrar el subsidio por desempleo o los que están registrados como desempleados en los archivos oficiales de la Oficina de Trabajo. El número de estos desempleados aumentó un 5,3% con respecto al segundo trimestre de 2012 y un 40,2% con respecto al tercer trimestre del año pasado.

En concreto, según los mismos datos oficiales, en el tercer trimestre de 2011 los desempleados registrados eran unos 870.000 y ahora son más de 1.230.000. En el tercer trimestre de 2011 los que tenían algún trabajo eran más de 4.070.000 y ahora son 3.739.000. Es decir que según los mismos datos oficiales, en menos de un año más de 300 mil personas perdieron su puesto de trabajo.

La tasa de desempleo oficial entre los jóvenes de 15 a 24 años subió al 56,6% con respecto a los hombres y la de las mujeres jóvenes de la misma edad se disparó al 65,4%. La tasa de desempleo entre los hombres de 25 a 29 años ronda el 35% y entre las mujeres de la misma edad llega al 42%. El porcentaje de los que llevan más de un año sin trabajo ronda el 63% de los desempleados. La tasa de paro entre los extranjeros que viven permanentemente en Grecia es un 33,1%, mientras que, como se ha mencionado anteriormente, la tasa de paro oficial para los griegos es un 24,8%.

¿Pero es la tasa de desempleo real tal sólo un 25%? Leer el resto de esta entrada »

Texto publicado en la página web www.rednotebook.gr.

Hemos crecido aquí, se está bien aquí, más que bien: requetebién. Hace sol, hay mar, hay sal en el pelo, arena escondida en los lugares más extraños de un bolso que nunca sacudimos… Aquí llevamos gorros de lana sólo porque nos da la gana, aquí es noviembre y no te hace falta una chaqueta, aquí comemos pinchos y bebemos aguardiente de pie y nos reímos, aquí lloramos por chicos que no nos quisieron, después decías una chorrada y nos partíamos de risa, aquí lloraron porque no les quisimos, aquí grabamos nuestros nombres en árboles- en los pocos que hay -, aquí hacíamos novillos, aquí nos emborrachamos y vomitamos en el baño de la casa de un amigo, aquí – en mi habitación – nos había pillado mi madre borrachas, con una botella de tequila y algunas cortezas de limón, ¿te acuerdas? Aquí soñamos por primera vez, luego oímos decir algo sobre la “revolución”, luego nuestros sueños cambiaron, aquí nos disparó la Policía gases lacrimógenos, aquí nos echamos a correr para huir, aquí te llamé por teléfono llorando cuando se aprobaron las medidas y dispararon gases a un abuelo delante de mí y al tiempo tu madre gritando al móvil que pasaras (¡) con el coche (!) por la bloqueada plaza de Síntagma (Constitución) para recogerme porque soy una “tonta”, aquí vimos lo justo y lo injusto, aquí nos estremecimos con un lema y nos reímos con el “cariño eres guapa como un banco ardiendo” … Ahora te vas… No eres ni la primera ni la última… Yo me quedo.

Uno tras otro se va, uno para Londres, otra para Bélgica otro para Berlín, otro para Holanda, varios para América…Emigrantes económicos… ¿Quiénes? Mis amigos… Aquellos con los que he estudiado, aquellos con los que he soñado con los trabajos y las vidas “de nuestros sueños”… Ya no hay sueños… En el mejor de los casos los que tendremos suerte vamos a estar trabajando doce horas al día por cuatro perras. Ni viajes, ni dinero, ni amores apasionados (ya no hay tiempo para amores, ¿no ves que está pasando?) ni futuro… Así lo quieren ellos… Nos queda un día más y hoy, como en el servicio militar, todos los días están siendo “un día más y hoy”…Mierda…Sé que no quieres vivir con un sueldo de 500 euros, sé que tienes sueños… tenemos los mismos sueños… Yo me quedo. Leer el resto de esta entrada »

Texto publicado en el volumen no 12 del diario de la calle cretense Ápatris.

“Quien trabaja, no tiene tiempo de hacer una fortuna. Lo cierto es que la riqueza no se hace con el trabajo”.

(Luis Barrionuevo. Ex sindicalista, político gubernamental y dueño de un equipo de fútbol de la primera división en Argentina. Dijo estas palabras durante una cena con banqueros y grandes empresarios el 28 de noviembre de 1990 en Buenos Aires.)

El robo no deja de ser robo por hacerse en el nombre de la ley, o en el nombre del Imperio. La sombra del miedo persigue a la gente, es el miedo de la pérdida: pérdida del trabajo, pérdida de dinero, pérdida del pan de cada día, pérdida… No hay hechizo que te pueda proteger de la maldición repentina de la pérdida. Hasta el hombre más “exitoso” de un momento a otro puede perder todo y convertirse en un “fracasado” que no merece ni el perdón ni la compasión. Los mercados no permiten el “fracaso”. Nadie es “responsable” de él, excepto el “fracasado”. El miedo a la pérdida es universal: “Querido colaborador, lamentamos informarle que sus servicios ya no nos son necesarios, debido a la nueva política (de nuestra empresa) sobre los gastos, la cual, a causa de la situación económica, nos obliga a proceder a una reorganización apremiante de nuestra empresa”.

Siempre las mismas palabras, las que pueden hacer colapsar a cualquier persona de un momento a otro y de repente convertirlo en un “viejo”, un “inútil”, un “fracasado”, a sus cuarenta años. Leer el resto de esta entrada »

Archivo