El título del texto original en griego es “No a la inversión desastrosa dentro de nuestro parque nacional”.

Vinieron sin estar invitados, entraron por la puerta de atrás, durante tres años hicieron todo lo posible para silenciar del todo cualquier voz a nivel local que hablase sobre la inversión (desgraciadamente para nosotros tienen colaboradores dentro de la sociedad local), y para instalar una planta de combustión de aceites vegetales importados dentro del parque nacional protegido de nuestras marismas, al lado de nuestras casas, al lado de nuestros cultivos, al lado de los establos de nuestros animales.

Escogieron esta zona con un solo criterio: El lucro de sus accionistas, desinteresándose del todo de las consecuencias desastrosas (que tendrá el funcionamiento de esta fábrica). Y cuando fueron pillados (desgraciadamente con mucho retraso), cuando se supo qué es lo que quieren construir, se pusieron a desinformar y a dar promesas. Porque a estas alturas (cuando los pillaron) hubo que silenciar las voces de resistencia de los habitantes.

Nos están desinformando, sosteniendo que su fábrica no contamina (¡sólo olerá a fragancia!), que es totalmente combatible con el medio ambiente sensible de nuestro parque nacional. ¡Mienten! La verdad es la siguiente, y tenemos todas las pruebas para argumentar sobre ella:

►6.000 toneladas de aceites vegetales importados (no los aceites que usamos nosotros para freír) estarán quemándose dentro del parque nacional, al lado de nuestros cultivos, al lado de los establos de nuestros animales, al lado de nosotros y de nuestros hijos. Y eso sólo para comenzar.

►La materia prima (aceites vegetales y aceites de fritura) será importada de otros países, y será trasportada con camiones de 25 toneladas de carga, durante 20 años seguidos. Estos camiones pasarán cada día por nuestras calles.

►6 toneladas de óxidos de nitrógeno peligrosos serán emitidos a nuestra atmósfera todavía limpia durante los próximos 20 años, teniendo consecuencias negativas para la tierra, los cultivos, para la vida en el parque nacional, y para nuestra salud.

►6 toneladas de aceites minerales tóxicos y peligrosos van a dejarnos los motores diesel de su funcionamiento continuo, 24 horas al día. Estos aceites tendrán que someterse a una gestión (procesado) especial.

►Enormes cantidades de dióxidos de carbono cubrirán el cielo de nuestra provincia, sobre todo cuando no hace viento, cuando hay humedad y cuando hace calor: Estas condiciones climáticas son muy frecuentes en el microclima de nuestra ciudad.

Nos dicen que van a crear 65 puestos de trabajo. ¡Mienten! La verdad es que estas plantas son totalmente automatizadas: Una sola persona es suficiente para supervisarlas. Los puestos de trabajo serán menos de 12 y serán mal pagados. Sin embargo, no nos dicen cuantos puestos de trabajo se perderán a corto plazo en la agricultura, la ganadería, la pesca y el turismo.

Nos dicen que traerán el desarrollo. Otra vez mienten:

La verdad es que lo que traerán es la contaminación y la destrucción de este humedal único, el saqueo de una parte de nuestra tierra de cultivo, el empeoramiento de la fertilidad de estas tierras, el aceleramiento del abandono de la tierra por los agricultores, de los rebaños por los ganaderos y de la marisma por los pescadores.

Os llamamos a una concentración el jueves 23 de marzo, a las 18:00h, en la sala del concejo municipal, así que con nuestra presencia exijamos la anulación de esta inversión desastrosa, porque en última instancia el único beneficio esta que puede reportar es el de sus inversores-accionistas. Si ellos consiguen que funcione la fábrica, abre definitivamente el camino para la conversión de toda la zona en un parque industrial. Ya hay muchas solicitudes relativas que están en la lista de espera.

Iniciativas de ciudadanos del municipio de Missolonghi por la anulación de la inversión desastrosa

El texto en griego, portugués.

Link corto: http://verba-volant.info/es/?p=12357.

Deja un comentario

*

Archivo