El 10 de julio de 2013 un batallón de asalto de unos sesenta neonazis armados que iban en motos y coches realizó un ataque al centro social auto-organizado Synergeio (Taller) en el barrio de Atenas Iliúpoli. En nuestra entrada relativa habíamos publicado fotos de dos diputados del partido neonazi Aurora Dorada, quienes habían participado en el ataque. También, en la misma entrada mencionamos que el ataque, la marcha motorizada y la retirada de los fascistas armados con palos, porras y barras de hierro, se realizaron en presencia y bajo la custodia de maderos del equipo motorizado de la Policía.

Estos maderos motorizados se fueron tan pronto como se acabó la agresión de los fascistas. Los maderos de un coche-patrulla que llegó al sitio un poco antes de la retirada de las motos y los coches de los agresores, apuntaron la matrícula de unas de las motos y de un coche que habían participado en el ataque. Antes del 31 de julio de 2013 se comprobó que el coche pertenecía a una empresa de arrendamiento financiero (leasing).

Cuando esta empresa se preguntó por escrito sobre la identidad del arrendatario, contestó el 3 de septiembre de 2013 que el arrendatario era el Parlamento. El Parlamento, sin embargo, no fue tan rápido en contestar a la pregunta quién era el diputado usuario del vehículo. Tardó seis meses en hacer públicos sus datos. El 28 de febrero de 2014 se hizo público que el diputado era Ioannis Lagós, uno de los fascistas del grupo parlamentario del partido neonazi Aurora Dorada que se ve en las fotos de los neonazis sacadas durante la agresión del 10 de julio de 2013.

El coche se le había concedido al diputado neonazi el 5 de julio de 2012, y podrá utilizarlo hasta por lo menos el 30 de septiembre de 2014. En otras palabras lo tenía en su posesión cuando los sesenta fascistas (entre ellos él y otro diputado neonazi) atacaron al centro social ocupado, y no dudó en usarlo en el ataque.

Los neonazis que fueron retenidos un poco después del ataque no han sido acusados. Unas horas después de su retención, todos fueron dejados en libertad por la Policía. El diputado neonazi en un mensaje que envió al teléfono móvil de otro fascista se jactaba de haber recogido a los retenidos en la Comisaría y de haberlos puesto en libertad. Notamos que tampoco dicho sujeto aún no ha sido acusado de su participación en la agresión.

Al mismo tiempo salen a la luz más datos sobre el supuesto carácter “anti-sistémico” de la banda fascista. Georgios Rupakiás, líder del batallón de asalto y asesino del antifascista Pavlos Fyssas, cuando fue detenido declaró que no era miembro de Aurora Dorada. En documentos que publicaron hace unos días varios mass media, en un listado de los apellidos de los encargados de cada organización local de la banda fascista, su apellido figura al lado del apellido del jefe de la organización local de Aurora Dorada en el barrio donde tuvo lugar el asesinato.

Según otros datos publicados en los mass media, por lo menos cinco diputados de Aurora Dorada hicieron uso de los privilegios de los que pueden gozar los diputados del Parlamento. Al mismo tiempo que salen en la tele y la radio “denunciando” a los políticos y sus privilegios, recibieron cinco préstamos sin intereses de importes que oscilan entre los 10.000 y los 15.000 euros. También, casi todos los diputados de este partido participan en docenas de comités al mes, cobrando 150 por cada participación.

El texto en portugués.

Deja un comentario

*

Archivo