Votar o no votarTexto publicado en el blog https://methexiserratum.wordpress.com con motivo de las elecciones del 25 de enero. El título del texto origina en griego es “Voy a votar”.

No voy a votar porque en las elecciones nunca se ha planteado ningún interrogante sobre los temas (problemas) que me preocupan. Se ha planteado sólo la pregunta a cuál de los representantes elegidos tengo que elegir, así que él opine sobre estos temas. No voy a votar porque en las elecciones nunca se ha planteado algún interrogante sobre la dignidad y la prosperidad, sino que permanentemente me chantajean, planteándome dos males para que elija el menos mal. No voy a votar porque nunca un sistema que gestiona a las personas y los recursos como cifras de estadística, ha podido cambiar cambiando de gestores.

No voy a votar porque me da vergüenza participar en la legitimación de un sistema que pone la economía por encima de la vida. No voy a votar porque nunca he entendido cómo es posible delegar constantemente mis propias decisiones en otra persona, por eso mantengo mi derecho a negarme a obedecer. No voy a votar porque en las elecciones nunca se ha planteado una pregunta sobre la libertad. No este concepto perverso de las concesiones como libertad, sino una libertad sustancial y universal. No voy a votar porque me molesta la hipocresía de la participación en el ejercicio del Poder. No voy a votar, porque me niego a conceder la dignidad del derecho a la desobediencia.

No voy a votar porque soy primero hombre y luego esclavo, súbdito, ciudadano, aficionado o cualquier otra cosa. No voy a votar porque no busco algún significado en mi vida, sino que acepto que la vida es deseo. No voy a votar porque nadie se merece ser gobernado por otros. No voy a votar porque estoy enamorado de la vida, la belleza y la libertad.

Aún no he votado. Voy a votar. Voy a votar cuando se plantee el interrogante “¿Delegación o participación?” Y sé qué voy a votar.

El texto en griego.

Deja un comentario

*

Archivo